XC CRUCERO DE INSTRUCCIÓN. VIDA A BORDO, 4 DE JULIO DE 2018

Categoría: Noticias
Publicado el Lunes, 30 Julio 2018 15:11
Escrito por jeronimo
Visitas: 158

 

El “recorrida”

Como mencioné anteriormente es necesario que se haga un control local y directo de los distintos equipos y maquinas en uso para garantizar su buen funcionamiento y que no haya nada que pueda suponer un peligro para el personal y el material del buque.

Es por ello que se realizan tres rondas llamadas recorridas; una de equipos eléctricos, una de máquinas interiores y otra de máquinas exteriores. Las recorridas de máquinas se realizan horariamente y la de electricidad la podemos dividir en dos partes. La primera es para la comprobación del correcto funcionamiento de los diésel generadores en uso y también se realiza horariamente y la segunda contiene información de equipos situados tanto en el interior como en el exterior del buque y se realiza cada dos horas.

Pero ¿quién pasa la ronda? Suelen pasarla el cabo y el marinero de guardia de máquinas, uno es mecánico y el otro electricista. Son conocidos como los “recorrida”.

Esta segunda ronda consiste en comprobar el correcto funcionamiento de la giroscópica, del aire acondicionado de despensa, de la enfermería, del aire acondicionado principal, de la planta TAR (la depuradora), de los equipos eléctricos de la cocina: plancha, marmitas, freidoras, amasadora, hornos, neveras, lavaplatos, etc.

Luego se miran las máquinas de levar, motores de chigres, el aire acondicionado de enfermería, compresores y bombas de la frigorífica, bomba de baldeo, bomba de combustible, bombas de servo, teléfono de guindola, teléfono de serviola, el aire acondicionado de radio, lavandería (lavadoras y secadoras) y por último la cámara de máquinas (bombas, caldera, compresores y resistencias de precalentamiento).

Pasando ya a los datos que engloban las rondas de máquinas interiores y exteriores; nos centraremos en primer lugar en la interior que recoge datos del aire acondicionado (A/A) principal, el de despensa y giroscópica, del motor principal, de las temperaturas de los cojinetes y de las 6 chumaceras, de la chumacera de empuje, de la caldera, de la frigorífica y de las 2 plantas osmotizadoras (las que transforman agua salada en agua potable).

Resaltar que a todas estas anotaciones y comprobaciones se les añade una inspección visual para comprobar que no se están produciendo fugas de ningún tipo y asegurarse que la maquina está trabajando bien.

Es imperativo que el personal no se limite a anotar números, sino que sea capaz de razonar si lo que anota tiene sentido para poder detectar fallos y dar la novedad; para ello es preciso conocer todas las máquinas y equipos así como su funcionamiento básico. Esto es la experiencia.

Una vez terminada la ronda deben volver a la cámara de control central y dar la novedad al suboficial de guardia aun cuando todo está bien, o como decimos a bordo sin novedad. A parte de las rondas los marineros y cabos de máquinas deben atender si fuese preciso a los requisitos de manejo y control de chigres en caso de maniobras, control del servo en caso de que tuviese que hacer uso de él y por último deberán estar al cargo a su vez del alumbrado general del buque en el caso que se necesite.