XCI CRUCERO DE INSTRUCCIÓN.-VIDA A BORDO.-31-01-2019

Categoría: Noticias
Publicado el Sábado, 02 Febrero 2019 18:12
Escrito por jeronimo
Visitas: 192

Desde el día 13 de enero de este año, 250 personas entre Dotación y Guardiamarinas, nos encontramos a bordo del Buque Escuela "Juan Sebastián de Elcano".

Después de nuestra primera escala en el puerto de Santa Cruz de Tenerife, donde pudimos disfrutar de un merecido descanso y de visitar algunos rincones de esta maravillosa isla del archipiélago canario, el día 21 del mismo retomábamos nuestra navegación rumbo a San Juan de Puerto Rico.

En estos momentos nos encontramos en el Océano Atlántico. Nuestra jornada en la mar comienza al silbido del chifle que anuncia diana y pone en marcha la vida diaria del buque. Para unos la vigilancia en sus correspondientes destinos; para otros sus trabajos y mantenimientos, según especialidad y brigada; y para los Guardiamarinas las clases impartidas por los profesores. Conscientes de la tarea que España nos encomienda de representarla por los distintos países que visitaremos y de la formación integral de los 70 Guardiamarinas, cada uno de nosotros ponemos el mayor empeño por hacer las cosas lo mejor posible. Sacar el trabajo diario supone por nuestra parte constancia, sacrificio, espíritu de superación y, sobre todo, trabajo en equipo y satisfacción.

Una vez terminado el trabajo y las clases, el tiempo se reparte entre el deporte, clases de apoyo para el ascenso a la Escala de Suboficiales y catequesis para todo aquel personal que desee confirmarse. Después del reparto de la comida queda tiempo libre para el descanso antes de comenzar nuevamente los trabajos que finalizarán a las 17:45 h.

El Páter, además del apoyo moral que brinda a la dotación durante el día, a las 18:15 h. celebra para los que quieran participar la Santa Misa en la capilla del buque. Los domingos, por tratarse de un día festivo, la celebración de la Eucaristía, si la meteorología lo permite, tiene lugar en la cubierta (Alcázar). La Unidad de Música solemniza la liturgia y es una Misa muy participada. Al final todos unimos nuestras voces, signo de la unión de nuestros corazones, para cantar la Salve Marinera a la que veneramos como Stella Maris, la Virgen del Carmen.

Cada jornada, entre el primer y segundo turno de la cena, y los domingos por la mañana, tras la celebración de la Misa, la Unidad de Música nos ameniza con un concierto. Es un momento de esparcimiento, un tiempo para confraternizar y compartir con los compañeros. Los Guardiamarinas lo disfrutan muchísimo tras un día cargado de clases, estudio y vigilancias.

Pero además, al anunciarse el ocaso cada día, la Unidad de ,Música hace temblar nuestras voces con los acordes de la oración: “Tú que dispones de viento y mar, haces la calma y la tempestad, ten de nosotros, Señor, piedad; piedad, Señor; Señor, piedad” y un “Dotación y alumnos, buenas noches” que dan un paréntesis en la frenética actividad del buque. Y es que sabiéndonos en las buenas manos de los compañeros que durante la noche rendirán guardia, es momento de descansar. Después de una larga e intensa jornada cada uno puede retirarse con la satisfacción del deber cumplido.

La dotación del "Juan Sebastián de Elcano" y los Caballeros y Damas nos sentimos afortunados de estar a bordo de este nonagenario Embajador y navegante que, aunque exigente en su navegación, nos brinda la oportunidad de vivir a tope esta experiencia de navegar a vela y recordar las gestas y hazañas que anteriormente vivieron aquellos grandes marinos de España.