XCI CRUCERO DE INSTRUCCIÓN.-VIDA A BORDO.-02-02-2019

Categoría: Noticias
Publicado el Miércoles, 06 Febrero 2019 15:21
Escrito por jeronimo
Visitas: 174

Comienza un nuevo día en la mar a bordo del buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano”. Por fin es sábado, eso quiere decir que ya es fin de semana y por tanto la “diana” es una hora más tarde que de costumbre. A 0800 suena el inconfundible sonido del chifle (silbato del Contramaestre, por el que se emiten las órdenes en este buque-escuela) por órdenes generales (la megafonía del buque). El sollado de Guardiamarinas se convierte en un hervidero. Como no hay revista de policía, tenemos más tiempo para disfrutar del desayuno, arranchar (ordenar) el sollado y preparar la uniformidad para el acto que tenemos por la proa.

Después del tiempo del desayuno, a las 08:30 hemos subido a cubierta observar la altura del Sol, para poder hacer el ejercicio de Astronomía de cada día, lo que nos permitirá calcular, con más o menos acierto, la situación (posición) en la que nos encontramos. Después, hemos asistido a dos conferencias que nos impartían nuestros compañeros, una de ellas sobre los procesos de independencia en América latina y la otra trataba de la figura de Bartolomé de las Casas. Y la verdad que las dos han expuesto perfectamente un trocito del pasado de España, que siempre nos enseña muchas cosas.

Tras las dos conferencias hemos ido corriendo a cambiarnos, pues teníamos un acto de “Leyes Penales e imposición de condecoraciones”, que no es otra cosa que un reconocimiento a aquellos que han destacado con su trabajo y entrega, que debe de servir de ejemplo a todos los que formamos parte del “equipo del Elcano”. El acto se ha desarrollado sin problemas pese a estar navegando a vela, para los que es la primera vez que pasamos tanto tiempo en la mar, es chocante ver las formaciones de toda la dotación y Guardiamarinas en cubierta, moviéndose al ritmo que las olas le marcan al barco. El acto, como es tradicional, ha finalizado entonándose el himno de la Armada.

Posteriormente, antes de comer, hemos vuelto a subir al Alcázar (una de las cubiertas del barco) para observar la meridiana y poder realizar el ejercicio de situación. Después de comer llevamos a cabo la resolución de dicho ejercicio y tras un breve periodo de descanso, hemos asistido a la valoración de las exposiciones de nuestros compañeros por parte del Tercer Comandante/Jefe de Estudios, de nuestro Comandante de Brigada y de los Oficiales del barco. De ese modo mejoramos en la forma de afrontar las exposiciones en público.

Por la tarde, hemos tenido tiempo libre para poder estudiar, hacer nuestros trabajos o hacer deporte. Tras este tiempo libre, como cada día, si la situación meteorológica lo permite, hemos subido a observar las estrellas para realizar el ejercicio del crepúsculo y tras ello, ha comenzado el reparto de la cena.

Al tratarse de un sábado, y por tanto fin de semana, no ha habido el tradicional concierto con que nos obsequia la Unidad de Música todos los días laborables tras la cena y los domingos por la mañana. Sin embargo, los sábados se proyecta una película en el Alcázar para toda la dotación, de modo que aquel que esté libre y le apetezca, pueda ir a verla. Y así, disfrutar de un momento de relax viendo la película bajo el cielo estrellado, la suave brisa del mar, y el tenue ronroneo de las olas. Una de esas experiencias que nos hace sentir unos privilegiados.

Así finaliza un día más de este XCI Crucero de Instrucción, con muchas ganas de seguir navegando, aprendiendo y formándonos. Esto solo acaba de empezar, por cierto soy el Guardiamarina de 1º Ignacio Bresca Gómez-Martelo, un privilegiado que está cruzando el Atlántico en este bergantín-goleta.