EL "ELCANO" SE ENCUENTRA, TRAS NUEVE SINGLADURAS, A UNAS 1.800 MILLAS DE LA ENTRADA DEL CANAL DE LA MANCHA. EL BUQUE DEJA ATRÁS EL GRAN BANCO DE TERRANOVA

Categoría: Noticias
Publicado el Jueves, 30 Mayo 2013 10:33
Escrito por jeronimo
Visitas: 1458

La Vida a bordo del "Juan Sebastián de Elcano" sigue su curso a medida que el barco navega por el Atlántico Norte en demanda del Canal de la Mancha. Tan solo quedan 1.800 millas para alcanzar este punto antes de enfilar la navegación hacia el puerto holandés de Den Helder.

El lunes 27 de mayo comenzó a primera hora de la mañana con una “maniobra general” para saltar la antagalla del mesana y dar el contrafoque, el foque, el velacho alto y el trinquete cruz. Con este aparejo se comenzó a navegar a un largo a rumbos de componente noreste, con el fin de ganar velocidad.

Este primer día de la semana pasó sobre nuestra posición un frente frío que trajo una disminución de las temperaturas, además de lluvias durante toda la tarde. De hecho, durante los chubascos la visibilidad disminuyó drásticamente, teniendo que activar las señales acústicas para advertir de nuestra presencia a los buques que pudieran estar por la zona.

Para los Guardiasmarinas, el lunes fue un día un poco más ajetreado, ya que por la tarde tuvieron examen de Navegación, una de las asignaturas con más peso en el Crucero de Instrucción. En esta última travesía hasta llegar a Den Helder afrontan la recta final del curso académico. Tendrán que aplicarse en los estudios de cara a los exámenes que van a tener que realizar en todas las asignaturas del curso.

Como curiosidad, en la noche del lunes se navegó a una distancia de menos de 50 millas náuticas del lugar en el que se hundió el Titanic en abril de 1912 al sur de Terranova. Aunque pueda parecer que se hundió en una latitud cercana al Polo Norte debido a la presencia de icebergs, realmente el naufragio se halla a una altura en latitud similar a la desembocadura del río Miño, que hace frontera entre España y Portugal.

En la noche del 27 al 28 volvió a hacer aparición la niebla, es un fenómeno meteorológico peligroso para la navegación porque disminuye hasta niveles ínfimos muchos de los sistemas y ayudas a la navegación. Sobre todo la navegación visual y los sistemas de radar, que debido a la niebla ven disminuido su rendimiento. Incluso cuando se activan las señales acústicas, es muy difícil discernir la dirección de procedencia de una sirena con niebla cerrada. Precisamente por esto hay que navegar con mucha precaución en presencia de niebla.

A primera hora de la mañana, después de que el viento amainase, se tocó “maniobra general” para dar prácticamente todo el aparejo menos la escandalosa del trinquete y el foque volante. Con todo este paño se intentaba aprovechar el viento para dar al barco el máximo andar posible.

Por la tarde, las previsiones meteorológicas se cumplieron y el viento amainó a flojito, así que se tocó nuevamente “maniobra general”, esta vez para cargar todo el aparejo excepto el aparejo de cruz.

Conforme fueron pasando las horas del día 28, el viento continuó descendiendo hasta que prácticamente no daba andar al barco, la velocidad que se daba era casi exclusivamente gracias a las corrientes de la zona, eso sí en favor de nuestro tránsito hacia Europa.

El miércoles por la mañana, después haber pasado una noche bastante fría, amaneció prácticamente despejado. El viento continuaba siendo flojito, aunque se esperaba que en las próximas horas arreciase, y así poder proseguir nuestra navegación transoceánica hacia el canal de La Mancha.

Por la tarde se realizaron prácticas de manejo de embarcaciones para los patrones. Como la mar estaba prácticamente en calma, sólo perturbada por una leve mar de fondo, y la velocidad del buque era muy baja, era el día perfecto para esta actividad. Se arriaron las dos embarcaciones menores y se practicaron las aproximaciones al buque con diferentes patrones.

Tras nueve singladuras el buque se encuentra a unas 1.800 millas de la entrada del canal de La Mancha, situada entre Francia e Inglaterra. Una vez comience a cargar el viento en las próximas horas, se reanudará el buen ritmo de esta travesía para así dejar atrás el Gran Banco de Terranova que ahora queda a pocas millas al norte de nuestra posición.