FOTO Y CRÓNICA DEL TRÁNSITO MARIN-CADIZ JULIO 2013, A BORDO DEL "JUAN SEBASTIÁN DE ELCANO"

Categoría: Noticias
Publicado el Martes, 20 Agosto 2013 17:55
Escrito por jeronimo
Visitas: 1884

Interesante por su temática verbal y expositiva fue sin duda la experiencia vivida por un grupo de  ciudadanos españoles, entre altos cargos de la Administración y el mundo académico y empresarial, a bordo del buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano” durante el tránsito Marín-Cádiz 2013 realizado entre el 17 y el 21 de julio. En este periplo, quedó de manifiesto una vez más la intensa y extraordinaria preparación de la dotación del velero de la Armada Española en las numerosas secuencias acontecidas a lo largo de la travesía.
El regreso hacia Cádiz comenzaba el miércoles 17 desde el Muelle de Torpedos de la Escuela Naval Militar. A las 11,30 de la mañana y a la voz del Comandante, el "Elcano" largaba amarras para hacerse a la mar, para seguidamente dar la orden de Maniobra General, que, espectacular y milimetrada como es costumbre, fue seguida atentamente por todos los invitados, que tuvieron la oportunidad de valorar positivamente el perfecto adiestramiento de la dotación a la hora de llevar a cabo esta actividad, la más habitual del "Elcano" cuando navega. Concluída la secuencia, el Comandante del buque, el CN Alfonso Carlos Gómez Fernández de Córdoba daba la bienvenida al personal invitado en la Cámara de Guardias Marinas. El almuerzo dio paso a una conferencia ilustrativa sobre abandono de buque, que sirvió como introducción al ejercicio previsto, donde una vez más y de forma satisfactoria se puso a prueba la excelente preparación de la tripulación ante una hipotética emergencia en la mar. La jornada concluía con un  recorrido por la cubierta principal, la cámara de máquinas y el puente de gobierno.
El jueves 18, la segunda singladura comenzó con otra conferencia relativa al Servicio de Máquinas y Seguridad Interior. Con tal fin, fueron dados a conocer los pormenores referentes a esta parte fundamental del bergantín-goleta y que fueron complementados con un ejercicio de incendio simulado, al que siguió una charla acerca del régimen seguido a bordo por los GG MM. Después, los asistentes recorrieron diversas zonas interiores del barco. Tras una pausa, el oficial de Maniobra informó de forma exhaustiva del desarrollo de una maniobra, que a su vez incluyó la extensa y compleja nomenclatura de la arboladura. Todo ello acompañado por un paseo a lo largo del bauprés, que resultó una auténtica delicia para quienes participaron en el mismo. La jornada acabó con una maniobra con una embarcación neumática de casco rígido o RHIB, atendiendo a las siglas en inglés de Rigid Hull Inflatable Boat. 
 Las visitas por la enfermería, Cámara del Comandante, cocina y panadería fueron otro aliciente al comienzo del viernes 19, tercer día de estancia en el “Elcano”. Aspectos desconocidos que llamaron la atención por su carácter práctico y decorativo. Pero la experiencia no acababa en este punto ya que aprender el significado de la Carta Náutica es sinónimo de conseguir una buena derrota. Ya, en otros puntos del “Elcano”, pudieron conocerse los diversos y múltiples sonidos del chifle, instrumentos sonoros manejados por los Contramaestres cuando se encuentran en maniobra y que sirven para comunicarse entre sí para ejecutar las órdenes de izado y arriado del velamen. Así concluía la mañana, no sin antes degustar un exquisito almuerzo. Instantes después y a cargo de la oficial del Servicio Económico y de Aprovisionamiento se daban a conocer  los contenidos del bazar, que sirvieron de preludio para asistir a la clase práctica de nudos marineros en sus vistosas modalidades, prosiguiendo las actividades con la conferencia destinada a conocer el alcance y objetivos de  la conocida "Operación Atalanta"y el arriado de las rhib al agua para que los invitados pudieran observar la navegación a vela y su silueta con el aparejo desde el exterior. La tercera singladura finalizó con el izado de las velas del palo trinquete y la virada que puso rumbo directo a Cádiz, navegando a vela desde ese momento hasta llegar al punto de fondeo previo a la entrada en la capital gaditana. 
La mañana sabatina dio lugar a la conferencia dedicada a la Navegación Astronómica. En este sentido el personal invitado conoció de primera mano los datos necesarios para hacerse a la mar en las mejores condiciones climatológicas, utilizando las numerosas fuentes informativas oficiales y privadas. Por su parte, el Comandante del buque impartió una conferencia sobre un Crucero de Instrucción en el "Elcano". Esta actividad fue motivo para la posterior observación del Sol en la zona de toldilla, mediante el empleo y manejo del sextante. Sin perder la situación, todos los invitados pudieron degustar un amplio surtido de vinos y tapas que dejaron patente el buen hacer del servicio de Cocina. Paralelamente, en el Alcázar, los aficionados a la lectura satisfacieron su curiosidad en la llamada Feria del Libro, que constaba de numerosas publicaciones relativas al mundo de la náutica y en especial  del propio “Juan Sebastián de Elcano”

Al inicio de la tarde, el Comandante ordenó Maniobra General. En otro orden de cosas, merece destacar la conferencia impartida por el oficial de Sanidad embarcado a bordo, que empleó su tiempo para hablar de la “Medicina en misión”, concluyendo el penúltimo día de tránsito con la Misa en el Alcázar. Al finalizar, el Páter del “Elcano” impuso a los ciudadanos el Escapulario de la Virgen del Carmen. A esa hora, el “Elcano” fondeaba frente a la Base Naval de Rota, como paso previo a su definitiva entrada en Cádiz, que tendría lugar el domingo 21 a las 10,30 de la mañana. Recibimiento que estuvo protagonizado por el Almirante de la Flota, Santiago Bolibar Piñeiro, quien recibió los Honores de Ordenanza al pisar el portalón del barco, para inmediatamente saludar a la dotación y dirigirse con palabras de bienvenida y afecto a los invitados que realizaron el tránsito Marín-Cádiz en medio de una buena  meteorologíaEn esta llegada también estuvo presente la alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, que al igual que las autoridades militares accedió al "Elcano" para saludar a los tripulantes y personal civil.
 
En este relato no hay que olvidar tampoco otras cuestiones lúdicas tales como los magníficos conciertos ofrecidos diariamente al ocaso por la Unidad de Música embarcada a bordo, a lo que hay que unir igualmente la sesión cinematográfica proyectada en uno de los extremos del Alcázar, la proyección de un vídeo en cubierta sobre el Crucero de Instrucción de dos horas de duración y el encuentro en la mar con el buque-escuela italiano "Américo Vespucci".

A lo largo del interesante tránsito pudimos conocer algunos testimonios de españoles procedentes de diversos puntos de la geografía nacional que expresaban su enorme satisfacción al tener la oportunidad de poder embarcar en el buque-escuela y conocer sus capacidades en su doble vertiente de Embajador y Navegante. Es el caso de Carmelo Briñón, ingeniero de Telecomunicaciones jubilado que presta sus servicios como Voluntario en el Museo Naval de Madrid. A sus casi 70 años, señalaba sentirse “enormemente feliz” por cumplir un viejo sueño “de sentirme marino de verdad”.
 
 
Otro, Vicente Ferrer, ibicenco, Comodoro del Club de Regatas de Ibiza, captaba con su cámara fotográfica todos los rincones del velero. Ferrer no podía disimular su alegría “por compartir el tránsito con los servidores de España”.
 
Un valenciano, Rafael Ruixo Domínguez veía colmada la petición de embarcar tras 16 años consecutivos de solicitar el permiso pertinente. Recordaba que esta solicitud respondía a una promesa de su esposa, que quería obsequiar a su marido cuando cumplieron el décimo aniversario de boda. Al cabo de 26 años de matrimonio y 16 después de pedir insistentemente la autorización, llegaba el ansiado momento.  
 
Así finalizaba una experiencia inolvidable para un grupo de ciudadanos españoles que durante su presencia a bordo del "Elcano" tuvieron la oportunidad de contemplar "in situ" todo lo que conlleva que el velero de la Armada Española sea el buque mas conocido por su doble condición de Embajador y Navegante.
 
                                                                                         JERONIMO MARTINEZ
                                                                             Presidente Asociación Amigos "Elcano"
                                                                                              Periodista