EL "ELCANO" DEJA ATRÁS MAHÓN PARA NAVEGAR EN DEMANDA DEL PUERTO FRANCÉS DE SETE. DOTACIÓN Y ALUMNOS ASISTEN A LA PROYECCIÓN DEL DOCUMENTAL "ELCANO, EL BARCO BLANCO", RODADO HACE DOS AÑOS POR LA PRODUCTORA "CURT FICTIONS"

Categoría: Noticias
Publicado el Miércoles, 29 Enero 2014 16:06
Escrito por jeronimo
Visitas: 850

 Hoy sábado 25 de enero, amanece un nuevo día en Mahón al toque de “preparación del buque para salir a la mar”. Ya desde primera hora, autóctonos se concentran en la explanada hallada justo frente al punto de atraque con la intención de despedir al buque con el mismo entusiasmo, o incluso más, que mostraron durante todo el día anterior, el cual terminó por la noche con una divertidísima recepción a bordo.

Una vez todo largado, comenzamos a separarnos del muelle a la par que se empieza a dar el aparejo  de velacho alto y estays. Durante la maniobra varias embarcaciones de la población local de Mahón nos despiden, siguiéndonos a lo largo de la ría de Mahón, algunos incluso aventurándose más allá de la boca de la ría. Los miradores se encuentran repletos de gente; incluso algunas avionetas se acercan a sobrevolarnos para la despedida.

Una vez fuera de ésta y con el aparejo dado, se retira maniobra general, quedándose personal para retirar las planchas y arrancharlas en su lugar correspondiente. Comenzamos a navegar en demanda del puerto de Sete con régimen de festivo en la mar y con los ánimos y la moral altos, tras la fugaz pero aprovechada y ansiada parada en puerto.

El resto del día transcurre tranquilo, y a la llegada del ocaso se vuelve a tocar maniobra general y se arrían las velas altas y el aparejo de cruz. La maniobra se complica en éste último, que se prolonga, y dificulta el reparto de la cena, terminando éste siendo turno corrido para no obstaculizar el desarrollo del resto de actividades.

Finaliza la jornada al Sureste de la isla de Menorca dirigiéndonos a mixta hacia la costa peninsular. Las intenciones son posteriormente barajar la Costa Brava a rumbo Norte, y toda la dotación continuamos con gran ilusión, con hambre de afrontar una nueva semana a bordo y de llegar a un nuevo puerto, esta vez la ciudad francesa de Sète.

Domingo en la mar. Amanece un día tranquilo y con buen cariz. Como acostumbra en este día de la semana, el régimen a bordo es de festivo en la mar, y todos aprovechan para descansar y disfrutar de esos pequeños placeres de la navegación: desayuno de chocolate con churros, bocadillo de jamón con tomate y aceite al mediodía.

A las 10 se celebra misa en cubierta, y más tarde, se prepara la zona del alcázar para ver todos juntos el documental “Elcano, el barco blanco”, que comenzó a grabar un equipo cinematográfico un par de años atrás. El documental es muy interesante y despierta en todos los que acabamos de embarcar intriga por lo que está por llegar. La cinta, editada por la productora Curt Ficcions, cuenta la historia de alumnos de la Escuela Naval Militar realizando una navegación en el buque-escuela, pero también la vida diaria del personal destinado en el velero de la Armada, muchos de los cuales continúan aún en el 85 Crucero de Instrucción. El Alférez de Navío Tomás Cabezas, oficial de maniobra, indica que “las imágenes reflejan lo que uno siente en distintas situaciones tanto navegando como preparando el crucero en San Fernando”.

Para el sargento primero David Ramos “el documental refleja lo que es el día a día a bordo y acerca un poco lo que hacemos a la sociedad”, aunque añade que echa de menos imágenes con los temporales que se sufrieron en el crucero del año pasado. En el mismo sentido, el marinero hostelero Cristian Menéndez señala que “el documental es una herramienta fundamental para que, por muy conocido que sea el buque, nuestros familiares y amigos, y la sociedad en general, sepan bien lo que hacemos”.

Por otra parte, para el guardiamarina Gonzalo Ruiz, embarcado en el presente crucero, la proyección “ha despertado una enorme expectación en todos los guardiamarinas. Ver a compañeros de la Escuela Naval y dotación disfrutar de lo que ya estamos viviendo nosotros, y de lo que nos viene por la proa, nos ha dado motivación de cara a próximas singladuras. Este es un barco emblemático y navegar en él, todo un privilegio”.

Hace un día de esos que apetece estar en cubierta, y alumnos y dotación aprovechamos para charlar, leer, o hacer actividades deportivas en exteriores. A pesar de que la mar esta marejada, el tiempo ha mejorado mucho con respecto a la semana pasada. Hoy toca disfrutar y coger fuerzas para empezar frescos la semana.