XCIII CRUCERO DE INSTRUCCIÓN.-VIDA A BORDO.-04-01-2021

Categoría: Noticias
Publicado el Martes, 12 Enero 2021 20:00
Escrito por jeronimo
Visitas: 447

Se cumple el tercer día de navegación desde que el primer día del año dejáramos Manzanillo. Se terminan las navidades y dejando la nostalgia atrás de lo que supone para muchos de nosotros pasar estas fechas tan señaladas fuera de nuestro hogar, tenemos que volver al trabajo en la mar, ya que por la proa nos esperan 25 días más de navegación hasta la llegada al siguiente puerto.

Con los primeros rayos de sol, los más valientes aprovechan para hacer deporte. Sin embargo, al ser domingo la diana a bordo se puede prolongar, aquí surge el primer dilema del día, ya que de desayuno hay los famosos churros que solo se pueden disfrutar los domingos, aunque son pocos los que se levantan para disfrutarlos, duran bastante poco en la bandeja… En mi caso y los de mi vigilancia nos los comimos, ya que estábamos salientes de guardia y no podíamos dejar escapar esa oportunidad. Una vez terminamos, iniciamos un debate sobre si nos levantaríamos para los churros el próximo domingo.

Al ser festivo, no tenemos clase y durante el día solo tenemos el compromiso de montar guardia, por lo que el día, al igual que cualquier festivo, transcurre de manera tranquila.

Como primer acto horario, aunque de manera voluntaria, tiene lugar a las 1100 el Santo Sacrificio de la Misa en cubierta. Después muchos aprovechan para hacer deporte y justo después ir a comer. Al finalizar la comida, los que fueron más madrugadores, en su mayoría, se fueron a dormir la siesta, mientras los que se despertaron más tarde tratan de recuperar la mañana perdida. De esta manera, transcurre una tarde tranquila de domingo, dónde la gente, además de estudiar también aprovecha para ver películas, incluso algunos juegan algún que otro partido al FIFA en parejas o un mus. Además la primera vigilancia aprovechó que estaban todos francos por la tarde para seguir grabando su “telecano” en cubierta.

Tras la cena, algunos se fueron a hacer deporte, quizás porque suele haber menos gente o simplemente porque se les echó el tiempo encima, aunque por norma general, la idea de la gran mayoría, especialmente los que tienen que montar media o alba, es ir a descansar cuanto antes, ya que al día siguiente, como cada lunes, comenzamos la semana.

Al comenzar la semana, el ritmo de la actividad a bordo aumenta sustancialmente, y los Guardiamarinas no disponemos de un minuto libre. La actividad es frenética y el tiempo pasa volando entre clases, estudios, guardias, observaciones astronómicas, faenas marineras incluyendo maniobras generales para adecuar el aparejo a los vientos reinantes, etc…

La comida y la cena suponen un paréntesis de relajación en esta actividad diaria tan intensa. Y para finalizar el día uno de los actos más esperados es el concierto diario de la unidad de música. El concierto de los lunes es especial ya que se entrega una foto de regalo personalizada y dedicada a cada uno de los miembros de la dotación que la semana anterior ha celebrado su cumpleaños. Es un magnífico recuerdo para que no se olviden del cumpleaños que celebraron en la mar, rodeados del cariño de toda la dotación.

Con esto, termina una semana más a bordo del B/E "J.S. de Elcano", comenzamos una nueva semana, con las mismas ganas e ilusión que el primer día.

GM1 Martínez Malagón