ANIVERSARIO. SE CUMPLEN 95 AÑOS DE LA BOTADURA DEL "JUAN SEBASTIÁN DE ELCANO". TUVO LUGAR EN CÁDIZ EL DÍA 5 DE MARZO DE 1927

Categoría: Noticias
Publicado el Sábado, 05 Marzo 2022 19:52
Escrito por jeronimo
Visitas: 192

 

 

Se cumplen 95 años, tal día como hoy, de la botadura del buque “Juan Sebastián de Elcano” en el astillero Echevarrieta y Larrinaga (Cádiz), de cuya factoría es la construcción número 15. Contratado por el Ministerio de Marina para la formación de los futuros Oficiales de la Armada española, se ha convertido, como escribía el malogrado Jesús Gargallo, “en el símbolo de la vocación marítima de Cádiz e incluso en el reclamo del astillero que utilizaba su silueta en la propaganda. Es, sin lugar a duda, la obra emblemática del Astillero de Cádiz”.

Como explica el historiador José Luis Gutiérrez Molina (“Capital vasco e industria andaluza: el astillero Echevarrieta y Larrinaga de Cádiz (1917-1952)”, 1996), el origen de este buque estuvo rodeado de polémica, pues en principio las autoridades del Ministerio de Marina pretendían la transformación del velero italiano “Augustella”, que tomaría el nuevo nombre de “Minerva”. De hecho, el 12 de Enero de 1923 se adjudicó la obra de transformación mediante concurso público al astillero Echevarrieta en 2.050.000 pesetas y un plazo de ejecución de un año a partir de la firma del contrato, que se verificó el 30 de Abril del citado año. El 5 de Mayo siguiente el citado buque italiano arribó al arsenal de La Carraca para acometer las obras previstas.

Sin embargo, cuando la comisión inspectora examinó el buque con detalle, encontró el casco, la arboladura y la jarcia en mal estado, así como falta de espacio para el número de Guardiamarinas que se pretendían embarcar, por lo que se desestimó el proyecto y entonces Horacio Echevarrieta propuso la construcción de un nuevo buque-escuela. La propuesta se presentó oficialmente el 25 de Marzo de 1924 y adjuntaba un presupuesto de 7.569.794 pesetas; el Ministerio de Marina aceptó la propuesta el 30 de Junio y aun transcurriría un año, hasta que el 26 de Junio de 1925 se formalizó la escritura del contrato en la notaría de Dimas Adana, del Ilustre Colegio de Madrid. El coste final ascendería a 8.189.532,28 pesetas.

Por Real Decreto de 17 de Abril de 1925 se dispuso la construcción del buque de cuatro palos “Juan Sebastián de Elcano” aparejado de bergantín-goleta. El 21 de Noviembre de ese año se puso la quilla del buque que sobre el proyecto iba a llamarse “Minerva”. Día lluvioso en Cádiz, según cuentan las crónicas de la época, a cuyo acto asistió el Presidente del Directorio Militar, General Miguel Primo de Rivera y el propio Echevarrieta, quien en su discurso propuso que ostentara el nombre de “Juan Sebastián de Elcano”, lo que se aceptó oficialmente el 13 de Diciembre de 1925 por acuerdo del Consejo de Ministros.

Proyectado por la firma inglesa Camper & Nicholson, de Southampton, en su construcción intervinieron medio millar de obreros y avanzó con celeridad hasta su botadura el 5 de Marzo de 1927. Asistieron, además de la madrina María del Carmen Primo de Rivera y Horacio Echevarrieta, el Ministro de Marina, Almirante Honorio Cornejo y todas las fuerzas vivas de la ciudad de Cádiz. Fecha memorable como se recoge en la prensa gaditana y nacional de la época.

A finales de Septiembre se habían montado los cuatro palos, aunque el astillero solicitaría una prórroga de seis meses. Durante la fase de armamento a flote, el 26 de Octubre de 1927 se produjo un incidente de cierta gravedad cuando un incendio destruyó la cocina y afectó a la instalación eléctrica y a punto estuvo de propagarse a la zona de los Guardiamarinas. A fines de año comenzaron las pruebas de mar y el 29 de Febrero de 1928 se procedió a su entrega provisional, siendo oficialmente recibido por la Armada el 30 de Julio siguiente.