CONMEMORACIÓN DE LA PRIMERA VUELTA AL MUNDO.-SANLÚCAR DE BARRAMEDA.-HONORES A "ELCANO" Y SU GESTA

Categoría: Noticias
Publicado el Miércoles, 07 Septiembre 2022 10:22
Escrito por jeronimo
Visitas: 129

Sanlúcar se vistió de fiesta y la Armada quiso poner de su parte: una revista naval con nada menos que 12 de sus buques, aviones y helicópteros -casi todos con “casa” en la provincia gaditana- para homenajear a Elcano y los marinos que completaron junto a él la Primera Vuelta al mundo. Justo en este mismo lugar, un día como hoy hace 500 años.

La cita era histórica y el Rey Felipe VI, embarcado en el buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano”, presidía un evento marítimo que no se quisieron perder numerosas embarcaciones de recreo y deportivo. Rodeando al bergantín goleta, y junto a la réplica de la Nao “Victoria” y otros buques de época como el Galeón “Andalucía”, dejaron una bonita estampa desde Rota hasta Chipiona y ya cerca de la desembocadura del Guadalquivir. Allí, con Sanlúcar y Doñana a la vista- tuvo lugar un homenaje a los caídos a lo largo de la expedición de la que sólo sobrevivieron 18 de los 239 que salieron de tierras sanluqueñas.

"La inigualable gesta de estos marinos que nos precedieron representa un preciado ejemplo que debe inspirar a las generaciones que heredamos su legado y merece nuestro más sincero homenaje", terminaba el texto leído en este momento final de la jornada junto a la antigua boya del Perro, y desde 2019 llamada también Elcano, lugar tradicional de recalada de todas las embarcaciones que navegan por la zona.

Aplausos y bocinas desde los barcos respondían entonces a los saludos del Rey, que casi tres horas antes había subido al buque escuela atracado en la Base naval de Rota cono honores de ordenanza y veintiún cañonazos. A bordo le acompañaron en la navegación el Presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno; la Presidenta del Congreso, Meritxell Batet, la Ministra de Defensa, Margarita Robles, el Almirante-Jefe de la Armada, Antonio Martorell y los alcaldes de Sanlúcar y Sevilla, Víctor Mora y Antonio Muñoz.

Mientras, en el buque insignia de la Armada, el LHD “Juan Carlos I”, iba una representación del Cuerpo diplomático de los países de los puertos visitados por la expedición y de las nacionalidades de los marineros  que formaron parte de esta aventura.

 Así se desarrolló la revista naval

 

Poco antes de las once de la mañana ya era visible formación, uno detrás de otro, de los buques que iban a dar una pasada por delante del “Juan Sebastián de Elcano”. Liderando iba el LHD “Juan Carlos I” desde donde despegaron hasta cuatro aviones “Harrier” para dar el pistoletazo de salida a esta parada naval.

Por la banda de babor y saludando al Rey con los siete 'vivas' de rigor mientras las dotaciones cubrían candeleros y pasamanos, desfilaron el “Juan Carlos I”, LPD “Galicia”, BAC “Patiño”, las fragatas de la 41 escuadrilla de escoltas “Victoria”, “Navarra” y “Reina Sofía”; la fragata de la 31 escuadrilla “Almirante Juan de Borbón”,  los BAM “Tornado” y “Audaz” y el patrullero “Vigía”. El “Mar Caribe” seguía los pasos de “Elcano” con una importante representación de Medios de comunicación. Helicópteros de la Quinta y décima escuadrilla de la Flotilla de Aeronaves y los cuatro “Harrier” en formación por encima del buque escuela ponían el broche al evento marítimo que duró unos 30 minutos.

“Elcano” puso después rumbo a la desembocadura del río Guadalquivir, a la boya que lleva su nombre, donde realizó una ceremonia en recuerdo a las dotaciones de los buques que iniciaron este viaje. “La muerte no es el final” sonaba en este siempre emotivo instante, lanzado una corona de flores al mar.

"Su esfuerzo y tesón permitieron completar por primera vez en la historia de la humanidad una circunnavegación al globo terráqueo", recordaban en una alocución que resumió la historia de la gesta iniciada por Magallanes, bajo los auspicios de la Corona española, en 1519 y terminada en 1522. Estuvo llena de "múltiples avatares, dificultades y sufrimientos" pero hoy, 500 años después, por lo que significó, ha convertido a Elcano en "un personaje capital en la historia de la navegación". Un hito que merece ser rememorado en su lugar de partida y llegada en su V Centenario.