Historia del barco

Categoría: Artículo
Publicado el Sábado, 04 Diciembre 2010 19:33
Escrito por Administrator
Visitas: 16547

HISTORIA DEL BARCO

Antes que los barcos que lo precedieron en su cometido, no cabe duda que los auténticos precursores del "Elcano" fueron los Guardiamarinas, razón principal y finalidad primaria de este buque. Oficialmente, los Guardiamarinas adquieren esta denominación y condición de Alumnos futuros Oficiales con el establecimiento en Cádiz en 1717 de la Real Compañía de Guardias Marinas creada bajo el impulso del intendente Don José Patiño durante el reinado de Felipe V, primer Rey español de la actual Dinastía de los Borbones.

Cabe por tanto a Cádiz, ciudad marinera por antonomasia, cuyos ojos de plata verán por primera vez nacer al Buque Escuela "Juan Sebastián de Elcano" más de 200 años después, el honor de ser la primera en acoger a los primeros Guardiamarinas.

Desde el comienzo las Reales Compañías de Guardias Marinas - la ya mencionada de Cádiz y dos más de nueva creación, las de Ferrol y Cartagena - dieron enorme importancia al adiestramiento práctico de sus alumnos. No en vano, de los ocho años que duraba su enseñanza hasta alcanzar el empleo de Alférez de Navío, seis se cursaban embarcados en los diversos buques de Su Majestad, donde el Comandante y los Oficiales eran sus maestros en la profesión.

Pero no es hasta 1862 cuando surge el concepto de una unidad destinada exclusivamente a la formación de los futuros Oficiales, fecha en la que la Fragata "Esperanza" - antecedente más remoto de nuestro "Juan Sebastián de Elcano" - es destinada para este fin junto con las Corbetas "Villa de Bilbao", "Santa María" y "Trinidad". Sustituyó a esta última en 1874 la fragata "Blanca" hasta 1881, y a ésta la "Almansa" y la "Asturias".

En 1886 entra a realizar estas labores la Corbeta "Nautilus", predecesor inmediato del "Elcano", y de todos ellos el más emblemático. Realizó su primer viaje con Guardias Marinas en 1888 al mando del Capitán de Fragata Don Fernando Villaamil.

En 1910 la "Nautilus" dejó de ser buque escuela de Guardias Marinas, y en 1933 se desguaza en La Graña, siendo el último Comandante el Capitán de Fragata Don Manuel de Mendívil Elío, que será más tarde el primer Comandante del "Juan Sebastián de Elcano".

Como consecuencia de la baja de la "Nautilus" en 1910, la Armada se encuentra con un vacío funcional. Aunque con su desaparición los Alumnos-Oficiales hacen sus prácticas en buques en servicio, éstos no cumplen las especificaciones concretas de instrucción que aquel poseía. Había pues, que construir un nuevo buque que fuese útil para tales cometidos y que emulase la gloriosa circunnavegación de la "Nautilus" en 1892.

El proyecto comenzó a tomar forma en 1923, cuando el 6 de Abril el Ministerio de Marina firma un contrato con Don Horacio Echevarrieta y Maruri para habilitar el moto-velero "Minerva" como buque de Guardiamarinas. Al año siguiente, un Real Decreto de 30 de Junio de 1924 autoriza a dicho Ministerio a proceder a la renovación de dicho contrato en el sentido de construir un nuevo buque destinado a tal fin.