EL "ELCANO" RETRASA, DEBIDO AL MAL TIEMPO, SU ENTRADA EN LAS PALMAS. LA RECALADA TENDRÁ LUGAR ESTE VIERNES A PRIMERA HORA DE LA MAÑANA. LA SALIDA SE RETRASARÁ AL DOMINGO DÍA 10 POR LA MAÑANA

Categoría: Noticias
Publicado el Jueves, 07 Marzo 2013 18:12
Escrito por jeronimo
Visitas: 1374

El día 5 marzo durante la mañana parecía que el temporal daba al “Elcano” una pequeña tregua. Por un corto periodo de tiempo la plataforma se mantenía estable, y aunque el viento seguía siendo frescachón con rachas de temporal, hubo un pequeño remanso de paz que incluso hizo pensar a algunos que había acabado el mal tiempo. Este pequeño “descanso” fue sólo durante un par de horas, seguidamente el movimiento incansable de la mar continuó avasallando a la dotación.

 

Aún así se restablecieron las actividades casi con normalidad de la vida de a bordo, e incluso se realizó un ejercicio de abandono de buque. En este ejercicio se simula un abandono controlado del buque, en el cual toda la dotación forma en la cubierta, repartida por balsas salvavidas, las cuales ya han sido asignadas previamente a cada componente de la dotación. Una vez se reciben las novedades de todas las balsas, se procede al desembarco. Esta última parte del ejercicio por razones prácticas no se realiza porque habría que lanzar las balsas salvavidas al agua y activar el mecanismo de apertura, lo que las dejaría inservibles en caso real de abandono.

 

A primera hora de la tarde el Comandante decidió cargar el cangrejo trinquete y el mayor popel, para dejar de hacer bordos y, con ello, realizar una derrota más directa en demanda de las islas Canarias. Pero de esta forma el barco al no llevar desplegadas las velas sufría un mayor movimiento frente al empuje de la mar, que entraba por el través del buque. No hay que olvidar que la mar seguía siendo muy gruesa, es decir entre 4 y 6 metros de ola. Normalmente un buque se encuentra más desprotegido frente a las olas que entran por el través,  y por el contrario la mejor forma de atacar las olas suele ser por la amura o como mal menor por la proa.

 

Aunque a bordo el movimiento de cabezada se había convertido ahora en un balanceo bastante molesto, se seguía con las actividades de un día normal. Durante la tarde, como viene siendo costumbre antes de entrar a puerto, los alumnos realizaron en su cámara dos conferencias. La primera, la recalada del puerto de Las Palmas, y la segunda la presentación cultural de la ciudad. En esta última se suelen exponer las características del puerto a visitar además de la historia, geografía, cultura y economía de la zona. Para finalizar se detallan los lugares de ocio y esparcimiento. La recalada, como se ha dicho en otras ocasiones, versa sobre los detalles en cuanto a navegación se refiere de la aproximación y entrada en Las Palmas.

 

Ya más avanzada la tarde, se continuaba navegando a palo seco. La intención del Comandante era continuar navegando a rumbos de componente S ó SW para ganar lo más rápido posible latitud Sur y quedar a Levante del archipiélago de las Canarias, para así buscar el socaire de las islas frente al mal estado de la mar, que iba remitiendo paulatinamente. Para prueba de lo dicho, el ascenso de las presiones que al principio del día 5 eran de 980 milibares y al acabar se llegó prácticamente a los 1000.

 

La noche del 5 al 6 quizás fue la peor de los últimos días, aunque a mitad de la noche el viento amainó hasta bonancible. La mar, que ahora predominantemente era de fondo mecía el “Elcano” de una forma insoportable para aquellos que intentaban dormir y también para los que intentaban realizar cualquier tipo de actividad. Aunque el movimiento no era violento, al revés, el periodo de oscilación de una banda a otra era bastante largo, producía sin embargo escoras de unos 15 grados a banda y banda, que dificultaban el sueño de la dotación.

 

El día 6 ya amaneció con la mar bastante menos agitada. Si se compara con lo sufrido días atrás, el viento amainó a bonancible y la mar de fondo era de 2 a 4 metros, un lujo de día, en comparación con los anteriores.

El buque seguía con la mar de través, que es muy molesta para cualquier tipo de actividad. Aún así, la

vida a bordo continuó con normalidad, aunque echando un vistazo a las caras de muchos miembros de la dotación, se podía adivinar que la noche no había sido muy placentera.

 

Durante la tarde se realizó un ejercicio para elevar el adiestramiento del trozo de seguridad interior, que consistió en un incendio simulado en el hogar de marinería. El personal del trozo de seguridad interior se encarga de llevar a cabo las reacciones necesarias a bordo en caso de incendio o inundación. 

 

Mientras, el “Elcano” seguía” rumbo al SW, a algo menos de dos días de llegar a Las Palmas. La disminución de la velocidad debido al temporal, hacían ya imposible llegar el día 7. Ahora la llegada será el día 8 a primera hora de la mañana, y la salida se retrasará al domingo día 10 al mediodía.