05 | 12 | 2020
Menú principal
2703534

Tu IP: 3.239.45.252
Hora del servidor: 2020-12-05 06:09:58
Artículo Nuevo
Formulario de acceso

"ELCANO" ATRACA EN MARÍN, DESDE DONDE PARTIRÁ EL DÍA 16 DE FEBRERO PARA REALIZAR UN CRUCERO-PILOTO
Lunes, 14 Enero 2013
El muelle de Torpedos de la Escuela Naval Militar de Marín (Pontevedra), por primera vez y en lugar de Cádiz, servirá de puerto de partida para... Read More...
"ELCANO" NAVEGA EN DEMANDA DE MARÍN, EN EL INICIO DEL CRUCERO-PILOTO QUE ACABARÁ EL 21 DE FEBRERO
Lunes, 17 Diciembre 2012
 El buque-escuela de la Armada Española, "Juan Sebastián de Elcano" zarpó el pasado día 9 de su base del Arsenal de La Carraca, en San Fernando... Read More...
Actividades de la Asociación. Jornadas Cívico-Militares
Martes, 10 Enero 2012
  EXPOSICIONES, REGATAS Y UN CONCIERTO BENÉFICO PRO-DAMNIFICADOS TERREMOTOS DE LORCA PROTAGONIZARÁN EL CALENDARIO DE ACTIVIDADES DURANTE EL... Read More...
IMAGE Biografía Juan Sebastián de Elcano
Sábado, 04 Diciembre 2010
Juan Sebastián de Elcano nació en Guetaria, en la actual provincia de Guipúzcoa, hacia 1476. De profesión comerciante, participó en la campaña... Read More...
IMAGE Características del Buque
Sábado, 04 Diciembre 2010
CARACTERÍSTICAS - Buque Escuela "Juan Sebastián de Elcano" Descripcion del buque. DATOS HISTÓRICOS. ASTILLEROS: ECHEVARRIETA Y LARRINAGA (CADIZ).... Read More...
VIDEO DE LA DESPEDIDA DEL "ELCANO" EN CÁDIZ EN EL AÑO 2010
Martes, 25 Enero 2011
  VIDEO DE LA DESPEDIDA DEL "ELCANO" EN CÁDIZ EN EL AÑO 2010 Read More...
"COMO HACE BUEN DÍA, NOS HAN PERMITIDO DISFRUTAR DE UN DÍA DE 'PLAYAS'. POR LA TARDE SE REALIZÓ OTRO ACTO TRADICIONAL A BORDO, 'LA CALLE DE LAS TAPAS'. LA JORNADA CONCLUYE CON EL CRUCE DEL TRÓPICO DE CÁNCER, QUE SIGNIFICA PONER RUMBO AL CARIBE
Miércoles, 29 Marzo 2017
Vida a bordo, 25 de marzo de 2017 ¡Por fin llegó el sábado! La verdad es que teníamos ganas, para que nos vamos a engañar. Es nuestro primer... Read More...
"ELCANO" CAPEA EN AGUAS DE PORTUGAL UN FUERTE TEMPORAL DENTRO DEL TRÁNSITO MARÍN-CASABLANCA
Lunes, 21 Enero 2013
El buque-escuela de la Armada Española "Juan Sebastián de Elcano" zarpó el pasado día 16 de este mes del Muelle de Torpedos de la Escuela Naval... Read More...
"Elcano". Año 1929. Horario en la mar para Guardiamarinas
Martes, 17 Octubre 2017
En el año 1929, el buque-escuela "Juan Sebastián de Elcano", comandado por el Capitán de Fragata Claudio Lago de Lanzós establecía el horario en... Read More...

EL REY DE ESPAÑA PRESIDE EL ACTO DEL 25 ANIVERSARIO DE SU PROMOCIÓN DE LA ENM. EL CN JUAN L. SOBRINO Y EL CF JOSÉ L. NIETO, NÚMERO 1 DE SU PROMOCIÓN, EVOCAN SU PASO POR EL "ELCANO" DONDE APRENDIERON VALORES COMO EL COMPAÑERISMO, LEALTAD, TRABAJO EN EQUIPO

 

Los Reyes de España han hecho su entrada en la Escuela Naval Militar de Marín para asistir a los actos del 25 aniversario de la promoción de oficiales de la Armada de la que Felipe VI forma parte. A su llegada a la explanada de la Escuela Naval, el rey fue recibido con honores de ordenanza, con 21 salvas, y por el almirante jefe de personal de la Armada, José Antonio Ruesta Botella. Tras pasar al batallón de alumnos y el homenaje a los caídos, el rey rejuró la bandera, al igual que los demás miembros de su promoción. Posteriormente sus mujeres procedieron a besar la bandera. La reina Letizia no ha rejurado la bandera puesto que ya lo ha hecho dos veces, una en la inauguración de una fragata y otra en acto de la Guardia Civil en Logroño.

Felipe VI renovó su juramento de bandera en el veinticinco aniversario de la promoción de la Escuela Naval Militar de Marín en la que se graduó como Alférez de Navío. El rey rememoró las experiencias que compartió con sus compañeros de promoción, la de 1989, que le agradecieron su «constante dedicación y cariño» tanto a ellos como a la Armada.

El número uno de aquella promoción, el Capitán de Fragata José Luis Nieto Fernández, recordó en su discurso lo especial que resultó contar con la presencia de Felipe «como un alumno más». Abundó en que uno de «los más gratificantes» años de su carrera y del resto de oficiales fue a bordo del buque escuela "Juan Sebastián de Elcano", donde aprendieron valores como «el trabajo en equipo, el compañerismo y la vida en el mar».

El comandante director de la Escuela Naval Militar de Marín, el Capitán de Navío Juan Luis Sobrino, recordó que en la misma explanada en la que desarrolló el acto castrense el rey recibió hace veinticinco años el Real Despacho de Alférez de Navío de manos de su abuelo, Don Juan de Borbón.

Desde entonces, Felipe VI había presidido varios actos en la Escuela de Marín como príncipe de Asturias, incluida la entrega de Reales Despachos, en alternancia con su padre Juan Carlos, quien también cursó estudios en la misma institución.

El CN Sobrino destacó el «sinfín de vivencias y singladuras» de la promoción de 1989 tanto en la escuela como en el buque "Elcano", donde «se consolidaron unos vínculos de amistad, camaradería y compañerismo» que hoy perviven. Añadió que la presencia de los reyes de España sirve de «acicate» y ayuda a «perseverar» en el modo en que la Armada viene formando a sus oficiales desde hace casi tres siglos.

El acto se desarrolló bajo un intenso sol, que provocó varios desmayos entre los alumnos de la escuela. El momento más emotivo ha sido cuando el Monarca ha besado la bandera, y a continuación lo han hecho sus compañeros de promoción y los familiares de estos.

Tras sonar el himno de la Armada y proceder al desfile de los alumnos, los reyes se hicieron una foto de familia con la promoción de 1989, y a continuación se han unido los familiares.

ESPLÉNDIDO ARTÍCULO SOBRE LA VUELTA AL MUNDO INICIADA POR MAGALLANES Y CONCLUÍDA POR JUAN SEBASTIÁN DE ELCANO, A CARGO DE CARMELO BRIÑÓN PÉREZ, VOLUNTARIO CULTURAL DEL MUSEO NAVAL DE MADRID

 


Juan Sebastián de Elcano nació en Guetaria (Guipúzcoa) en 1470. Desde muy joven se enroló en barcos pesqueros y comerciales participando en las campañas del Gran Capitán en Italia y en la expedición militar de Cisneros a Argel, estableciéndose a su regreso en la ciudad de Sevilla.

Su cuadro se encuentra en la Sala XIII del Museo Naval así como el de la llegada de los dieciocho supervivientes a Sanlúcar de Barrameda.

Elcano no embarcó en esta expedición por capricho sino por necesidad. Estaba perseguido por la Justicia ya que arruinado en los negocios tuvo que vender su barco a unos banqueros genoveses, acción que estaba prohibida. Participando en esta arriesgada misión al servicio del rey, su pena quedaba automáticamente redimida.

Era un excelente marino y por ello fue nombrado Maestre de la Concepción.

 LA GESTA

La inició en Sevilla el 10 de agosto de 1519 formando parte de una expedición que estaba compuesta por cinco naves. La San Antonio (120 Tn), Trinidad (110), Concepción (90), Victoria (85) y Santiago (75) y dirigida por Fernando de Magallanes, marino portugués al servicio de la Corona Española .Descendiendo por el Guadalquivir llegaron a Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) de donde partieron el 20 de septiembre de 1519. Tenía el objetivo de encontrar una ruta que a través del Atlántico les llevase a América del Sur en donde tenían que buscar un paso que les condujera a las Islas Molucas o de las Especias en poder de Portugal desde 1512.

La tripulación estaba compuesta por unos 250 hombres, unos 150 españoles, más de 30 portugueses, unos 25 franceses y el resto, de diferentes nacionalidades. Un personaje importante en la expedición era el noble castellano Juan de Cartagena, nombrado por Carlos I,” adjunta persona”, jefe conjunto de la expedición que navegaba en la San Antonio y con el encargo de vigilar a Magallanes por si se extralimitaba en sus funciones. Pronto surgió la rivalidad entre ambos que acabó en un final trágico como se verá más adelante.

El 13 de diciembre llegaron a la actual Rio de Janeiro, y todos los tripulantes creyeron encontrarse en el paraíso pasando allí unas Navidades maravillosas. Zarparon el 27 de diciembre y navegando hacia el sur el 10 de enero llegaron a la actual Montevideo. Se diceque su nombre es debido a que un marinero portugués vio desde la cofa una montaña y debió decir “monte vide eu”(he visto un monte).


Siguieron navegando hacia el oeste y una tempestad obligó a los barcos a buscar abrigo en un golfo y Magallanes quiso comprobar su desembocadura y así es como entran en un gran canal pensando que era la entrada al Mar del Sur, pero pasados 15 días se dieron cuenta del error, y tuvieron que retroceder. Realmente lo hicieron por el Rio de la Plata, frontera natural entre Argentina y Uruguay de unos 300 Km de largo que había sido descubierto tres años antes por el español Díaz de Solís y al que denominó Mar Dulce al confundirlo con un brazo de  mar de baja salinidad.
Lo que si descubrieron también era el lugar donde más tarde se alzaría Buenos Aires.

LOS SUCESOS DEL PUERTO DE SAN JULIÁN


 Rumbo de nuevo hacia lo desconocido, el 31 de marzo llegaron a un profundo golfo bien resguardado en la Patagonia norte al que llamaron Puerto de San Julián y en donde Magallanes estableció una larga invernada de seis meses. Esta sorprendente decisión hizo que sus capitanes reclamaran al comandante abandonar la búsqueda del paso y regresar a España, pues la tierra que se iba avistando al avanzar hacia al sur era cada vez más desierta y el clima cada vez más frío. Ante su negativa se produjo una sublevación que Magallanes finalmente logró sofocar actuando posteriormente con crueldad ordenando decapitar y descuartizar después a varios hombres. No lo pudo hacer con Juan de Cartagena, emisario real, pero ideó para él una muerte más cruel como fue dejarle abandonado en una isleta cercana llamada aun hoy, Isla Justicia, sin medio alguno de subsistencia. Le acompañó otro sublevado, el clérigo Sánchez de la Reina, en este caso por amenazar con el infierno a Magallanes.

Magallanes no podía quedarse sin hombres y por ello, muchos quedaron absueltos, entre ellos Juan Sebastián de Elcano, que figuró entre los sediciosos aunque no tuvo una participación decisiva en los hechos.

EN BUSCA DEL ANSIADO PASO ENTRE OCÉANOS

En el mes de mayo decidió seguir navegando hacia el sur buscando el estrecho que creía tenerlo cerca. Para ello envió por delante a la carabela "Santiago" que llegó hasta el estuario del rio de Santa Cruz al que denominaron así por ser el día 3 de mayo, día de la Santa Cruz. No lo sabían, pero estaban a 100 millas del estrecho de Magallanes. Desgraciadamente a causa de un temporal la "Santiago" encalló y sus 37 tripulantes se salvaron y después de múltiples odiseas consiguieron reunirse con el resto de la expedición.

El día 1 de noviembre se introdujeron en el Cabo Vírgenes y dada la fecha la llamaron Bahía de Todos los Santos y empezaron la navegación por el estrecho que es un verdadero laberinto de islas e islotes que se extiende a lo largo de 565 Km.En la búsqueda del paso que les llevara al otro océano sufrieron multitud de decepciones pues no se encontraba la salida. Navegaron hacia el austro con el peligro de acercarse más al polo, hasta que ante ellos apareció la silueta de la isla Dawson que dejaba dos pasos, uno hacia el sureste y el otro, hacia el suroeste. Magallanes dividió la flota y eligió para él, con la "Victoria" y la "Trinidad" el paso suroeste al pensar que allí podría estar la salida. Aprovechando esa circunstancia la "San Antonio" desertó siendo su piloto, Esteban Gómez, que demostró su gran pericia, llevándola desde las proximidades del círculo polar austral pasando por el Ecuador hasta las costas españolas en una travesía de seis meses si perder ni un solo de sus 55 tripulantes.

En el trayecto buscaron en la Isla Justicia a Juan de Cartagena y al clérigo pero no encontraron a los confinados y nunca más se supo de ellos. Semanas más tarde encontraron unas islas que tuvieron que ser las Malvinas a las que le dieron el nombre de islas San Antón. Atravesaron el Atlántico, se reabastecieron en Guinea y llegaron a Sanlúcar de Barrameda el 6 de mayo de 1521. Durante año y medio se los tuvo por los únicos supervivientes de la expedición. Tras las informaciones que facilitaron, Magallanes fue juzgado en rebeldía como traidor al mandato del rey y hasta se le retiró a su viuda la pensión que disfrutaba.

ESTRECHO DE MAGALLANES


Finalmente el 27 de noviembre, encontraron mar abierta. Magallanes llamó al estrecho “De Todos los Santos” en honor a esa festividad religiosa y conocido hoy como “Magallanes” en honor a su descubridor.

El júbilo de los marineros fue indescriptible. La mar gruesa y la nubosidad de los primeros días desapareció dando paso a aguas tranquilas y cielo azul y esta fue la causa por la que Magallanes lesllamó “mar Pacífico” y hay que aclarar que fue descubierto por  Vasco Núñez de Balboa siete años antes. Lo hizo por tierra, al atravesar la selva de Panamá y encontrarse desde una montaña con la vista de un desconocido mar al que descendió el 29 de Septiembre de 1513 entrando en un Golfo, al que bautizó como de San Miguel en honor a la festividad del día. Con su estandarte y metido en él, tomó posesión del nuevo mar en nombre del Rey de Castilla y al que denominó Mar del Sur al encontrarse al sur del lugar de procedencia de la expedición, Panamá.

PENURIA EXTREMA Y MUERTE

Desde la altura de los 25 grados, sur, nuestros expedicionarios empezaron a pasar fuertes penurias por falta de alimentos y de agua. La sed era una de sus mayores torturas acrecentada aun más por las altas temperaturas del trópico. En otros mares, los tripulantes utilizaban el recurso de recoger el agua de la lluvia mediante velas tendidas en cubierta pero en aquel viaje, bajo los alisios y las condiciones climáticas a las que estaban sometidos no les llovió ni una sola vez. Se vieron obligados a comer serrín, pedazos de cuero derretido, y hasta ratas. Todo ello motivó la muerte de unos 20 tripulantes y más de 30 enfermos.

Los relatos mas circunstanciados del viaje son los de Antonio Pigafetta, un hombre culto y curioso que con 28 años de edad, había venido a España acompañando al Nuncio Papal y que debió contar con mucha influencia cuando logró enrolarse en la tripulación sin ninguna dificultad, a título de “sobresaliente”, es decir, de viajero libre. Tal vez debió convencer a Magallanes de su capacidad para escribir una buena crónica de cuanto iba a suceder, y en este caso relata “que se vieron atacados por una enfermedad por la cual las encías se hinchaban al punto de sobrepasar los dientes de las mandíbulas superior e inferior; los atacados por ella no podían tomar ningún alimento” Esta enfermedad se llama escorbuto y fue descubierta en 1752 por James Lind,un médicoescocés que a los 23 años servía como cirujano en la Armada inglesa. Viajó por el mediterráneo y costas africanas por lo que conocía en profundidad las enfermedades que se sufrían en la mar.

En uno de sus viajes 350 marineros fueron afectados por esta enfermedad llegando vivos a puerto solo 80, lo que le motivó para aplicar diversos remedios y comprobó la importancia de la ingesta de vitamina C. Dando cantidades extras de cítricos, limones, naranjas, vio como se recuperaban en un corto espacio de tiempo. Uno de ellos, estuvo listo para trabajar a los seis días de tratamiento.

Escribió el libro titulado “Tratado sobre la naturaleza, causa y curación del escorbuto”

Pigafetta cuenta en su relato que no la padeció, como tampoco Magallanes, Elcano, los capitanes y la mayor parte de los pilotos. La explicación estriba en que los miembros más importantes de la expedición comían carne de membrillo que sin saberlo ellos era un remedio eficaz para combatir el escorbuto.

ISLA DE LOS LADRONES, DESPUÉS MARIANAS

A primeros de marzo la navegación siguió su rumbo, siempre hacia poniente. Cundió el descontento en la tripulación contra Magallanes, aquel capitán que parecía llevarles a ninguna parte.

En la madrugada del 6 de marzo de1521 los vigías vieron tres montañas que pertenecían a dos islas, Rota y Guam, esta última la más extensa del archipiélago. Los indígenas se acercaron a las naves, entraron por todas partes y se llevaron todo lo que pudieron. Los españoles, asombrados al principio, se organizaron y lograron expulsarles. Hubo lucha en tierra y lograron proveerse de cocos y frutos diversos que fue un remedio milagroso porque muchos sanaron en pocos días del escorbuto. Cuando las naves zarpaban, los isleños les persiguieron y esta vez hasta lanzaban piedras sobre los barcos. Llamaron a aquel archipiélago, Isla de los Ladrones.

En el siglo XIX, tomaron el nombre de Islas Marianas, en nombre de la reina Mariana de Austria, esposa de Felipe IV y que fueron españolas hasta 1899.

DE LAS MARIANAS A FILIPINAS. MUERTE DE MAGALLANES

El 7 de abril llegaron a la isla de Cebú en donde Magallanes intentó establecer el dominio de España en el archipiélago, pero murió el 27 de abril, junto con 50 hombres, en un ataque a la isla de Mactán. Se hizo cargo de la expedición su cuñado Duarte Barbosa al que mataron poco después en un banquete trampa.

Tras ello, los supervivientes eligieron como jefe a uno de los pocos capitanes que quedaban, Lopes Carvalho, que en aquellos momentos no sabía que hacer. Se retiraron a la isla de Bohol a 80 Km de Mactán. Quedaban entre 110 y 115 supervivientes, muy pocos para tripular tres barcos. Elcano, Maestre de la Concepción, informó que la nave se encontraba en condiciones precarias para seguir navegando y por ello fue incendiada para evitar que su casco pudiera ser utilizado por el enemigo. Tras ello, Juan Sebastián de Elcano pasó a ser maestre de la Victoria. En medio de gran desorientación llegaron a la isla de Palahuan(actual Palawan)donde fueron muy bien recibidos por los indígenas con los cuales intercambiaron sus mercancías suntuarias por los alimentos que le estaban haciendo falta; arroz, aves comestibles, bananas y otras frutas. Allí pasaron unos cuantos días agradables y oyeron hablar de una isla, grande, rica y poderosa gobernada por monarca riquísimo y esplendido.

La localizarían fácilmente navegando al oeste noroeste y allí se dirigieron aunque se estaban alejando cada vez más de las Molucas.

Así llegaron a la isla de Borneo, la tercera isla más grande del mundo, coronada por altas montañas de 4000 metros de altura y en donde recibieron múltiples atenciones. Dicen las crónicas, que el banquete con el primer ministro fue esplendido, servido en vajilla de porcelana con cucharas de oro. La estancia en la isla duró 20 días, del 9 al 29 de Julio de 1521.

De nuevo en la mar, no encontraban el derrotero adecuado y finalmente hallaron una isla con una amplia bahía con playa para llevar las naos y repararlas pues habían tenido choques con arrecifes.

JUAN SEBASTIÁN DE ELCANO TOMA EL MANDO

Fue inicialmente un personaje secundario y todos los estudiosos de su persona han destacado su figura de gran navegante y una gran capacidad de decisión. En cuanto a su edad se encontró un documento en el Archivo de Simancas en que consta que cuando embarcó en la expedición podría tener unos 32 años.

No solo fue el primero que dio la vuelta al mundo sino que culminó el propósito de Magallanes de llegar a la Molucas y traer desde ellas a España un cargamento de especias que era de lo que se trataba.

Pues bien, siguiendo con la narración, en esta isla hubo un nuevo consejo de capitanes decidiéndose la destitución de Carvalho y el nombramiento de Elcano.

EN LAS MOLUCAS

No conocían su posición pero como sabían que las Molucas estaban prácticamente en la línea del Ecuador navegaron hacia el sur y así llegaron finalmente a Tidore (Filipinas) en septiembre de 1521.¡¡¡¡¡¡¡¡Por fin, estaban en Las Molucas!!!!!!!

.Los portugueses habían tomado posesión de ellas en 1511 aunque no las habían ocupado. Se encontraban en la vecina isla de Ternate y de vez en cuando acudían a Malaca a recoger especias.

Por tanto urgía cargar pronto las naves y así lo hicieron con la apreciada especia del clavo que tiene la ventaja de que a igualdad de peso, ocupa menos espacio. El clavo es el capullo de una flor de un árbol frondoso que puede llegar hasta los 20 metros de altura. Los almacenes estaban repletos pero no se pudo introducir toda la mercancía a bordo; el resto quedaría para otro viaje.

El 8 de diciembre partieron ambos navíos pero enseguida la "Trinidad" empezó a retrasarse por lo que Elcano ordenó volver a puerto. Allí se descubrió que el exceso de carga había sacado fuera de su sitio las junturas de las cuadernas y hasta la quilla estaba en malas condiciones.

La "Trinidad" había de ser reparada y a su tiempo, si no había sido descubierta, emprendería el regreso, no por el Estrecho de Magallanes, sino hacia Darién donde encontraría la debida ayuda para que el cargamento pudiera llegar a España. Este objetivo no se cumplió pues fue capturada por los portugueses, siendo sus tripulantes obligados durante cuatro meses a realizar trabajos forzados en Las Molucas. Fallecieron casi todos y solo se sabe que tres de ellos fueron llevados, todavía presos, a Portugal. Fueron rescatados y regresarían a España en 1527. El emperador supo recompensarles merecidamente.

LA TRAVESÍA DEL ÍNDICO

Elcano decide embarcarse en la "Victoria" pero con una menor cantidad de clavo; de unos 700 quintales se pasó a 600 (la "Trinidad" había cargado 1200) y así con ese menor peso, el 21 de diciembre con 47 tripulantes la "Victoria" zarpaba de Tidore y llegaron a la isla de Timor, rica en sándalo blanco, permaneciendo allí casi dos meses y en donde conocen la existencia de nuevas tierras e islas, China, Java, Indonesia.

El  8 de febrero de 1522 parten de Timor lanzándose a una tremenda travesía de más de 20.000 kilómetros sin tocar tierra y empieza la gran aventura en el Índico, que es un océano desolado en donde tenía que seguir una ruta en la que no fueran encontrados por los portugueses, consiguiendo navegar por los 38/40 grados sur. Llegaron a la zona de los Roaring  Forties” o “Rugientes Cuarenta”, en donde el océano no tiene otra barrera que la punta sur de la Patagonia, el resto del mar es libre y por ello los vientos pueden correr hasta rugir sin mayor obstáculo. Es como un pasillo entre el anticiclón subtropical y el siempre helado del Antártico. Por aquí se cuelan las corrientes de aire, en una sucesión continuada de borrascas formándose a veces, verdaderos huracanes que rugen con gran estruendo, circunstancia esta que tuvieron que afrontar los expedicionarios.

El 18 de marzo el vigía gritó tierra, encontrando una isla deshabitada e inaccesible por lo que no pudieron acceder a ella. Midieron latitud encontrándose a 37 grados, 50 minutos, sur.

Hoy se llama isla de Ámsterdam, nombre que le puso un navegante holandés del siglo XVII, Van Diemen, aunque el descubrimiento se debe a Elcano, que la vio 100 años antes y así lo reconocen los pocos geógrafos que la mencionan. Su punta suroeste, la másimpresionante de todas, lleva el nombre de Pointe del Cano, único recuerdo de su descubridor. Sigue despoblada y hoy existe una comisión científica semipermanente dedicada a estudios ecológicos, meteorológicos y oceanográficos. La potencia administradora es Francia.

 SITUACION GEOGRÁFICA DE LA ISLA AMSTERDAM

Continuaron la navegación atravesando la barrera de los 40 grados encontrándose con verdaderos temporales en búsqueda del  Cabo de Buena Esperanza. Continuaron las bajas; la nave se encontraba maltrecha y Elcano, pensando en la vida de sus hombres formó un Consejo de pilotos y maestres para decidir si continuaban o buscaban refugio en Madagascar, escala obligada para todos los que regresaban de la India y en donde podrían abastecerse pero con el peligro de caer en manos de los portugueses. La decisión fue continuar para cumplir con éxito el mandato del Rey.

Diremos que el 15 de mayo creyeron reconocer el cabo Agulhas, el punto que señala, que no el de Buena Esperanza, el extremo sur de África, pues el primero se encuentra unos 150 kilómetros al oeste.

Aquí voy a hacer un aparte sobre la peculiaridad de cabo de Agulhas o también llamado de Agujas ya que en ese punto la declinación magnética es cero y por ello las brújulas apuntan exactamente el norte geográfico.

La declinación magnética en un punto de la Tierra es el ángulo comprendido entre el norte magnético local y en norte verdadero (norte geográfico). En otras palabras, es la diferencia entre el norte geográfico y el indicado por la brújula (norte magnético).

LAS DIFICULTADES PARA DOBLAR LA PUNTA DE AFRICA

Continuando con la narración del viaje, situaremos este cabo coronando una costa baja en una zona en que el agua es de poca profundidad y allí es donde se juntan los dos océanos y por el choque de sus corrientes, se forman grandes olas, por este motivo, la nave rompió el mastelero del trinquete y parte de la verga.

Doblar el Cabo de Buena Esperanza nunca fue tarea fácil pues es el límite de dos grandes océanos, el Atlántico e Índico así como los vientos de Poniente y Levante. Todo ello provocan olas de pendiente casi vertical que pueden hundir de golpe cualquier embarcación y con ellas tuvo que luchar Elcano y sus hombres sufriendo la "Victoria" tremendos remolinos que provocaban fuertes bandazos y todo ello ponía en peligro esa nave castigada desde hace dos años y medio por tres océanos distintos. Por ello se iba a tomar una importante decisión:

La nave iba cargada con 600 quintales de clavo y si se arrojaba al mar esa preciada carga habría posibilidades de sobrevivir. Se discutió el tema y al final prevaleció el criterio de mantener la carga. Ante todo pesó el honor para cumplir la misión que el rey de España les había encomendado y que aquí se cobró la baja de cinco marineros más, así como varios indígenas de los cuales solo tres llegarían a la Península.El día 22 de Mayo midieron una latitud de 31 grados, 57 minutos, dos grados al norte del Cabo¡¡¡¡¡ y por fin se hallaban en el Atlántico!!!!! y arrumbaron definitivamente al norte.

DESDE CABO BUENA ESPERANZA A LAS ISLAS CABO VERDE

Ya en el Atlántico sufrieron las penalidades de las enfermedades y la falta de alimentos por lo que en el recorrido hasta Cabo Verde murieron 22 hombres por falta de alimentos y escorbuto. Navegaban ayudados por la corriente de Benguela, una corriente fría que es en realidad la misma corriente del Atlántico sur que choca a la altura del Cabo con la corriente del Agulhas provocando torbellinos y oleajes contrapuestos. Sin embargo, en la costa sudoccidental de África, a la altura de Namibia se transforma en una corriente rápida, apacible como un rio caudaloso. Así, Elcano y los suyos pudieron aprovechar el viento de popa consiguiendo atravesar el Ecuador. Poco a poco piensan que se acercan a la costa por lo que iban sondeando continuamente para evitar los bajíos.

El día 18, divisan bancos de arena desviándose hacia el sur para evitar encallar en ellos Al fin, agotados ven la supuesta ansiada tierra. Fondean, envían una chalupa pero no pueden desembarcar y esa barrera de arboles les cierra el paso. Son los Manglares, arboles que toleran bien la sal y hunden las raíces en los fondos marinos.

  La situación se torna en desesperada y Elcano plantea una solución de emergencia y que era recalar en Cabo Verde fingiendo que la Victoria formaba parte de una flota española que regresaba de América y en la travesía había sufrido una tempestad que les había roto el mastelero y la verga del trinquete y se había retrasado del resto.

 LLEGADA A LA ISLA DE SANTIAGO EN CABO VERDE

 

El 9 de Julio de 1522 fondeó frente a la costa sin entrar en puerto de la isla de Santiago y su estratagema dio resultado, obteniendo permiso del Gobernador para desembarcar.

Elcano envió un esquife con 13 hombres que volvieron con provisiones y material para reparar la vía de agua de la "Victoria". Repitieron esta operación varias veces y parece ser que alguno de los tripulantes del esquife quiso pagar con clavo la comida o la compra de algún esclavo para atajar la vía de agua de la nave y esto destapó la realidad.

 Lanave cargada con especias procedía de las Molucas por lo que los 13 hombres fueron apresados y una barca se acercó a la nave pidiendo su rendición. Elcano actuó rápidamente, levantó velas y se dio a la fuga a gran velocidad y pese a que la Victoria estaba desvencijada, parcialmente desarbolada y con vía de agua, seguía siendo rápida y segura.

DE CABO VERDE A SANLUCAR DE BARRAMEDA

Esta última etapa estuvo cargada de dificultades, solo quedaban 21 hombres útiles y agotados para realizar las maniobras y sobre todo, manejar las bombas ya que la vía de agua de la "Victoria" era cada vez mayor. Salvando todo ello, Elcano se dirigió a las Azores pero con la idea de soslayarlas pasando al oeste de todas ellas pero para ello necesitaba vientos favorables que tardaron el llegar hasta que finalmente el 17 de agosto se encuentran entre las islas Fayal y Flores y las atraviesan sin naves a la vista  en una latitud de  unos 40 grados de latitud.

El 18, estaban a una latitud de 42 grados, 50 minutos, a la altura de Finisterre pero a casi 2000 kilómetros de la costa. Poco a poco, los vientos le permitieron progresar hasta el sureste y el 4 de septiembre se aproximaron a ella y según relató Albo, el piloto, “vimos tierra y era el cabo de San Vicente”.

El 6 de septiembre, extenuados y sin fuerzas, 18 hombres inmensamente jubilosos, entraban en Sanlúcar, siendo así Elcano el primer marino que había conseguido dirigir la primera circunnavegación al Globo.

En la fachada del ayuntamiento de Sanlúcar hay una placa en el que figuran los nombres de los 18 hombres que llegaron con la nao “Victoria” así como un azulejo con la figuras de Magallanes y Elcano.

DESTINO SEVILLA

Elcano tenía prisa por llegar pronto a Sevilla y rendir viaje ante las altas instancias de la Casa de Contratación. El clavo que llevaba era el mayor argumento del éxito de su viaje. Así fue como con una nave de Sanlúcar inició el remolque de la nao rio arriba. Al mismo tiempo la noticia llegó a Sevilla y la Casa de Contratación envió otro barco remolque con 15 hombres que ayudaron a llevar cuanto antes a la "Victoria" y que lo hizo el 8 de septiembre de 1522, justo cuando en Triana celebraban la fiesta de Santa María de la Victoria, quedando la nave anclada frente al “Puerto de Mulas”, dando así fin a su larguísimo viaje, el primero que había atravesado todos los meridianos de la Tierra y el más largo también que había realizado navío alguno.

En este punto se colocó el 8 de septiembre de 2010 una esfera armilar de tres metros y medio de diámetro que señala simbólicamente “la milla cero” del planeta.

Habían dado la vuelta al mundo y por este motivo cuando los marinos rindieron cuenta de su viaje contaban que era el 7 de septiembre pero para los sevillanos era el día  8 y el motivo era que al dar la vuelta a la tierra, navegando hacia el oeste, el sol había pasado unavez menos por sus cabezas.

Lo contrario le ocurrió al protagonista de la “Vuelta al Mundo en Ochenta días.” Su protagonista, Phileas Foog creyó perdida la apuesta de 20.000 libras al regresar a Londres el día 81. Su criado le hizo ver el error. Esta vez había viajado hacia el este. Aun en el siglo XIX no era fácil comprender lo que significaba darla vuelta a la tierra a favor del sol o en contra de él.

El viaje de J.S de Elcano aclaró un misterio discutido hasta entonces: Existen los” antípodas”, un hecho que los hombres del Renacimiento eran incapaces de concebir. Ya no había en el otro extremo del mundo hombres colgados boca abajo. Ellos habían estado en Filipinas, en las Molucas, pisando el suelo, es decir, en todos los casos hacia el centro de la Tierra. Por fin, se había demostrado la esfericidad de la Tierra.

AGRADECIMIENTO MARIANO

Bajaron a tierra, caminando descalzos y en camisa para visitar la iglesia de Nuestra Señora de la Victoria y la de Santa María de la Antigua, patrona de los marineros, a la que pedían protección antes de su partida. No se encontraba en el retablo actual, en una capilla de la catedral de Sevilla, sino en un bello fresco del siglo XIV que debió sustituir a otro de la época de la conquista de Sevilla.

La comitiva, formada por 18 hombres tuvo que recorrer varios kilómetros entre el respeto y la admiración de miles de personas. Después, refrigerio para estos hombres que habían realizado esta hazaña en la que habían recorrido alrededor de 75000 kilómetros.

 LA GLORIA FINAL

Lo primero que hizo Juan Sebastián de Elcano nada más llegar a Sanlúcar fue escribir una carta al Rey en la cual decía:

Suplico a V.M, por los muchos sudores, hambre y sed que ha padecido esta gente al servicio de V.M, les haga merced de la cuarta y de la veintena de efectos de lo que consigo traen….Suplico a vuestra Alta Majestad que provea con el Rey de Portugal la libertad de los 13 hombres que tanto tiempo le han servido y que están presos en Cabo Verde. Finalmente, recuerda a Carlos V, el más alto logro de la expedición; hemos dado la vuelta a toda la redondez de la tierra”.

El Rey respondió inmediatamente prometiendo premiar a la tripulación, respetándose la petición de Elcano y añade que ha iniciado las gestiones para la repatriación de los retenidos en Cabo Verde. Fue llamado a Valladolid y llevó consigo los indios que traían, los regalos de sus reyes, pájaros raros y unas muestras de canela, clavo, pimienta y nuez moscada para que las disfrutara el emperador.

Carlos V, concedió  al guetariano una pensión de 500 ducados anuales, lo ennobleció otorgandole su escudo de armas en cuyo cuartel superior figura un castillo de oro sobre campo de gules y en el inferior unos palos de pimienta,clavo,nuez moscada, justo lo que había entregado al Rey. En la cimera, un globo terraqueo con la leyenda: "Primus Circundedisti Me”. “Fuiste el Primero en Circunnavegarme.

La carga de clavo y otras especies que la Victoria trajo,  cubrió con creces los gastos de la expedición.

Semanas más tarde llegaron a Sevilla los 13 hombres retenidos en Cabo Verde.

LA NAO VICTORIA

 Acerca de la nao "Victoria", algunos historiadores cuentan que “se custodió en Sevilla para su eterna recordación” pero la versión más creíble es el testimonio del cronista Gonzalo Fernández de Oviedo, para quien la "Victoria" “se perdió en un viaje de vuelta de Santo Domingo, que nunca más se supo de ella, ni de los que en ella iban.”

 LA ATRACCIÓN IRRESISTIBLE DE LA MAR

La aparición de Portugal como país competidor en el comercio de la especiería y la existencia del tratado de la línea divisoria establecido en Tordesillas por el Papa Alejandro VI, provocaba enfrentamientos en la determinación de estos límites. Intentando llegar a un acuerdo amistoso en 1524, se nombra una Junta Internacional en Elvas sin llegar a un resultado definitivo por falta de datos exactos y debido a la falta de medios para situar esa línea establecida para separar los territorios descubiertos o por descubrir por ambos países. La Junta se disolvió y las dos potencias hicieron lo posible para extender sus dominios en Las Molucas.

España organizó una escuadra de siete naves con 450 hombres con el objeto de conquistar y colonizar estas islas y en la que Elcano no fue como se esperaba el jefe de la expedición. El emperador nombró para dirigirla a García Jofre de Loaysa, perteneciente a una familia ilustre. Tal vez quiso evitar rivalidades entre iguales y así Loaysa sería el jefe militar y político y Elcano tendría el mando en lo que se refería a la navegación.

Partieron de La Coruña el 24 de julio de 1525, ciudad donde había sido fundada una Casa de Contratación de la Especiería.

 La flota cruzó el Atlántico hasta la entrada del estrecho de Magallanes donde una feroz tormenta arrojó de la embocadura del estrecho a la San Lesmes, empujándola hacia el sur.

Su capitán, Francisco de Hoces sobrepasó el final el continente americano, adentrándose en las aguas que separan la Antártida de la Tierra de Fuego y vio un cabo que al conseguir reunirse con el resto de la expedición definió  como que “había estado donde se acababan las tierras”.

Había descubierto el Cabo de Hornos 100 años antes que lo hicieran los holandeses, que gozarían ante la mayor parte del mundo la fama de haber sido sus descubridores.

MUERTE DE JUAN SEBASTIAN DE ELCANO. ¿ESCORBUTO O CIGUATERA?

La expedición en la cual seguirían Loaisa y Elcano, perseguida por la desgracia de los fuertes temporales fue un fracaso y al final solo quedaría una nave, “La Santa María de la Victoria”, que arribó a Las Molucas, después de haber reconocido una de las islas del archipiélago de las Marshall.

Los supervivientes en número de 75 llegaron a Tidore el 1 de Enero de 1527 y fueron recibidos como libertadores del pueblo y en donde se fortificaron en espera de auxilio después de haber quedado el buque inutilizado tras rechazar un ataque portugués.

Juan Sebastián de Elcano falleció en el Pacífico el 4 de Agosto de 1526 y siempre se cita el escorbuto como causa de su muerte pero Andrés de Urdaneta nos aclara en su relato del viaje otra posible causa, La Ciguatera.

 Y cita lo siguiente: “en los últimos días de octubre de 1525 las siete naves se encontraban fondeadas en la isla ecuatorial de San Mateo. Un día se tomó pescado que parecía corvina, tan grande como un salmón de 20 libras y todos los que comieron en la mesa del capitán enfermaron por comer y es que en esta isla se pescó un pescado muy fermoso, que llamó picuda y el capitán general convidó a algunos de los capitanes e oficiales del Rey y todos los que comieron la picuda cayeron malos de cámaras, que se iban sin sentir, que pensamos que se morían”.

 Un año después de la estancia en San Mateo, ninguno de los hipotéticos comensales de la mesa del capitán permanecían vivos en la expedición.

La medicina contemporánea conoce sobradamente que la picuda o barracuda es un voraz pez de gran tamaño, propio de los arrecifes tropicales, cuya ingestión puede producir en el ser humano, la “Ciguatera”, una enfermedad originada por las toxinas contenidas en determinadas algas microscópicas, inocuas para el pez pero peligrosaspara la especiehumana. Se inician los fuertes dolores gastro intestinales y otros efectos mucho más perniciosos que afectan al sistema neurológico y cardiovascular y se produce, fatiga, trastornos de equilibrio, sabor a metal, taquicardias, hipertensión.

TESTAMENTO DE JUAN SEBASTIÁN DE ELCANO

En cuanto al testamento propiamente dicho, está redactado directamente por Elcano, en un momento de enfermedad como él mismo reconoce, “pero sano de mi entendimiento é juicio natural”. Elcano sabe que va a morir, por lo que redacta sus últimas voluntades dejando claro que es cristiano, ya que manda su ánima a Dios. Toda la primera parte del testamento está dedicado a una serie de donaciones y visitas a distintas iglesias, órdenes y monasterios y también destina una cantidad de dinero para que se digan una serie de misas en su memoria .En el año 1944, Don Julio Guillen Tato, descubrió su Manda Testamentaria redactada el 26 de Julio de 1526, dos semanas antes de su muerte, en la que dispone que al no haber podido cumplir la promesa de viajar al Monasterio de la Santa Faz de Alicante, pide que un romero cumpla la misma y entregue a las monjas del convento 24 ducados.

Esto no se había realizado y el ya Capitán de Navío Julio Guillen, cumple esta última voluntad de Elcano y así el 20 de Abril de ese año, acompañado de otros Mandos de la Armada, realiza el desplazamiento al Monasterio donde se colgó como ex voto en la iglesia una reproducción de lA "Victoria" así como dos azulejos que reproducen su Manda Testamentaria y el itinerario del viaje.

El Monasterio está regido por monjas clarisas de clausura y en su iglesia se conserva la reliquia de la Santa Faz que según la tradición es uno de los pliegues del paño con el que Verónica limpió la cara de Cristo en su ascenso al Calvario. 

Andrés de Urdaneta, al cual me he referido anteriormente fue testigo de dicho testamento. En ese momento era un joven de 17 años con el que Elcano se encariñó y durante largas horas de navegación le enseñó, cosmografía y astrología era evidente que al final del viaje tendría unos conocimientos amplísimos sobre ambas materias y sería capaz de dibujar cualquier carta náutica. Fue de los pocos que consiguió llegar a Tidore.

Intervino posteriormente en diversas acciones, tuvo cargos de calidad en México pero su fama proviene de que cuando se retiró a la vida sacerdotal, siendo monje agustino consiguió en tres meses llegar con a la isla de Cebú (Filipinas) Allí fundaron la “Villa de San Miguel” actualCebú.

También Legazpi fe el fundador de la ciudad de Manila

El retorno por la misma derrota se había intentado sin éxito varias veces, produciéndose sucesivos naufragios ya que los vientos contrarios impedían el regreso.

A petición del propio Rey Felipe II, teniendo ya 56 años, dirigió la expedición que formada por cuatro barcos y capitaneada por el Escribano y Gobernador Mayor, Miguel López de Legazpi, partió del Puerto de Navidad el 21 de noviembre de 1564 Urdaneta. En su larga experiencia como marino llegó a la conclusión de la existencia de una “célula anticiclónica” en el Pacifico al igual que ocurría en el Atlántico y por tanto se podía navegar hacia levante con solo tomar la suficiente latitud norte y allí se debían encontrar los ansiados vientos de poniente.

Por este motivo, en el viaje de regreso que inició el 1 de junio de 1565 buscó una mayor latitud y al mes de navegación el barco había alcanzado los 30 grados para entrar en la corriente japonesa del Khuro –Shivo. Posteriormente alcanzó los 40 grados cambiando rumbo al este y así finalmente el 8 de octubre de 1566 penetraba en el puerto de Acapulco tras cuatro meses y ocho días de navegación y así, esta ruta fue llamada, “El Tornaviaje “, lo que permitió el comercio desde Manila con China, Japón Formosa, Las Molucas, Siam, Camboya, Malasia y las lejanas tierras de la India iniciándose así la ruta del ” Galeón de Manila” que estuvo en funcionamiento durante 250 años y que fue suprimido por las Cortes de Cádiz en 1812. Las mercancías llegaban a Acapulco, se trasladaban por tierra a Veracruz y de allí partían por barco hacia La Habana donde junto a otras naves ponían rumbo a Sevilla que era el puerto de Europa con América.

 BUQUE-ESCUELA "JUAN SEBASTIÁN DE ELCANO"

Son muchas las veces que como Voluntario Cultural de este Museo me detengo delante de su vitrina instalada en su vestíbulo de acceso, recordando mi navegación en él con esa estampa de gran belleza, a toda la vela de sus cuatro palos que llevan los nombres de sus antecesores: Trinquete (Blanca) Mayor Proel (Almansa) Mayor Popel (Asturias) y Mesana (Nautilus).

Bajo su bauprés y coronando su tajamar está el mascarón de proa con la figura en madera de cedro americano de la diosa Minerva, diosa de la sabiduría, las artes y la guerra, que lleva a sus pies el escudo de España y que tras sufrir los embates de la mar en más de medio millón de millas náuticas fue restaurada en 2009.

 BOTADURA

 Fue botado el 5 de marzo de 1927 e inició su andadura con un viaje de corta duración, el 18 de abril de 1928, en el que embarcó el Rey Alfonso XIII, que realizó el trayecto Cádiz-Málaga.

El diario ABC del día 19 publicó la reseña de los honores que recibió a su llegada: “El día 18, al llegar el Rey a bordo se hallaba formada la tripulación sobre cubierta. Fue revistada por el Monarca que después de recorrer el buque, desde el puente presenció la maniobra de desatraque”.

A continuación inició su Primera Vuelta al mundo siguiendo la ruta del navegante de Guetaria, partiendo de Cádiz el día 1 de agosto de ese año, finalizándolo también en esa ciudad el 28 de agosto de 1929, haciendo escala previa en Sevilla para estar presente en su Exposición Universal. Cruzó por primera vez el Canal de Panamá y el Ecuador dos veces. Después de esta siguieron nueve más teniendo lugar la última por el momento entre agosto de 2002 y julio de 2003.

EMBAJADOR

El “Elcano” es un gran Embajador que multiplica sus contactos a través de la mar e impulsa las relaciones humanas con autentico afán de hermanamiento, siendo muchas las personalidades así como miles de personas que le han visitado en los muchos puertos en los que ha hecho escala. Aparte la ya reseñada de Alfonso XIII, D Juan Carlos I y su hijo el Rey Felipe VI estuvieron en su condición de Guardiasmarinas en los años 1958 y 1976, respectivamente. Don Juan de Borbón embarcó en 1968 realizando la travesía Honolulu-Honduras.

La ceremonia de las llegadas a los puertos tiene su ritual y antes de entrar en ellos se fondea previamente lo que se aprovecha para lucir el barco con baldeos, pintados, limpia de metales, lo que se dice un buen arranchado. Se trata de que luzca toda su belleza al entrar en puerto al día siguiente cuando sea visitado por las autoridades y por los miles de españoles que aguardan con impaciencia pisar de nuevo el suelo patrio, todo ello animado por los sones de pasodobles y marchas de la Banda de Música.

 MISIONES DIPLÓMATICAS

Hemos quedado que el "Elcano" es en todo momento nuestro mejor Embajador y a veces se le encargan misiones de relevancia como voy a relatar a continuación.

En marzo de 2013 el "Elcano" partió del puerto de Las Palmas dirigiéndose a las islas de Cabo Verde para aprovechar los vientos alisios que debían empujarle en su travesía atlántica que le llevaría a su segunda escala de San Juan de Puerto Rico.

Al amanecer del día 4 de abril, el marinero Jesús Cabañas dio el grito de "Tierra a la Vista" divisando la costa de la isla Anguilla perteneciente a las Pequeñas Antillas y así ganó el Premio "Rodrigo de Triana", que fue el marinero que divisó tierra en el primer viaje de Colón, 12 de octubre de 1492.

El "Elcano trasladó desde Cádiz los restos mortales  de Ramón Powert y Giralt que fue diputado por Puerto Rico en las Cortes de Cádiz de 1812 y que murió en esta ciudad en 1813.

PARTICIPACIONES EN REGATAS

El “Elcano” ha participado en numerosas regatas, destacando la”Boston Teapat”, prueba para buques de vela en la que obtuvo el premio de “La Tetera de Plata”, reproducción de la que se utilizaba en Nueva Inglaterra a finales del siglo XVII, al cubrir 9349 millas en 124 horas durante el trayecto Panamá a Honduras.

Importante fue por su significado su participación en la Regata “Colón 92” en la que con motivo del V Centenario del Descubrimiento se reunieron más de 210 barcos. Fue una gran parada naval que contó con la presencia de SS.MM. Los Reyes, convirtiéndose la ciudad de Cádiz en un festival de mástiles y jarcias.

 EL "ELCANO", GRAN NAVEGANTE

El buque ha soportado infinidad de grandes temporales que siempre ha superado por sus excelentes condiciones marineras y la pericia de su tripulación. Se dice que los temporales grandes, mientras se pueda, deben librarse al aire libre pues la lucha que sostiene el barco y el viento merece la pena vivirla. Se podían detallar muchas pero una de las más duras soportadas fue del 14 al 15 de Enero de 1955 en su XXVIII  crucero de instrucción en la travesía de Charleston a Funchal a 300 millas al oeste de las Bermudas, con olas de 13 a 15 metros soportando unos bandazos enormes y en los que el “Elcano” emergía con una lentitud angustiosa. Hubo que verter aceite al mar para amortiguar los impactos de las olas.

La dureza de la mar se podía reflejar en esta cita que figura a la entrada de la capilla del Cuartel General de la Armada:

“El que no sepa rezar, que vaya por esos mares y ya verá que pronto lo aprende sin enseñárselo nadie

 

El Buque-Escuela "Juan Sebastián de Elcano" ha establecido un nuevo hito de navegación al cruzar el Atlántico Norte exclusivamente a veladesde el puerto norteamericano de Newport hasta el puerto holandés de Den Helder, con motivo de la Sail Den Helder 2013, en conmemoración del 525 aniversario de la creación de la Marina holandesa. y en la que se contó con la presencia de grandes veleros.

El  "Elcano" partió el 21 de mayo desde el puerto de Newport Rhode Island (Estados Unidos) y en la madrugada del 14 de junio alcanzó el Canal de la Mancha.

La historia comenzó a gestarse tras salir de Newport y navegar al sur para librar una zona de bajas sondas y densa niebla. A las once y diez de la mañana del día 22 de mayo, el comandante del buque, Capitán de Navío Alfonso Gómez Fernández de Córdoba, ordenó caer de rumbo a Levante para iniciar el cruce del Atlántico.

Desde entonces trascurrieron 24 singladuras, en las que se navegaron 3060 millas náuticas y en las que además se consiguió el récord de velocidad del crucero alcanzándose 13,7 nudos cuando se navegaba con olas de 6 metros y viento entablado de 45 nudos con rachas de hasta 55 nudos (unos 100 km/h).

Otro logro importante del "Elcano", también reciente, es el protagonizado en el último Crucero de Instrucción, el LXXXV, donde el velero cruzó el Atlántico a vela hacia poniente, partiendo de la ciudad de Praia (Cabo Verde) rumbo a Cartagena de Indias (Colombia) y haciendo un total de seis veces que ha cruzado el Atlántico sólo a vela (1 a levante y 5 a poniente).

El buque-escuela, que normalmente navega el máximo tiempo posible a vela para facilitar la formación de los Guardiasmarinas de cuarto curso de la Escuela Naval Militar, tuvo en esta travesía periodos con vientos favorables, pero también días de encalmada. En los últimos días, gracias a un tren de borrascas, se consiguió el impulso final hasta Europa sin necesidad de arrancar el motor siendo este el quinto cruce del Atlántico a vela en su historia.

Anteriormente, el ‘Juan Sebastián de Elcano’ había cruzado cuatro veces el Atlántico a vela, pero había sido en el trayecto desde las islas Canarias hasta el mar Caribe.

La primera travesía del Atlántico a vela fue en el Crucero de Instrucción LIII, en 1982. En esta ocasión se navegó desde el archipiélago canario hasta las islas Vírgenes, en el mar Caribe, aprovechando los vientos alisios que ya condujeron a Colón al continente americano hace más de cinco siglos. El segundo fue en el año 1990, en el Crucero LXI, entre Santa Cruz de Tenerife y San Juan de Puerto Rico. El tercero se consiguió en 1992, en el Crucero de Instrucción LXIII, entre San Sebastián de La Gomera y San Juan de Puerto Rico, mientras que el cuarto y último fue en el año 2002, en el Crucero de Instrucción LXXIV, durante la última vuelta al mundo, en la travesía entre Las Palmas y Santo Domingo.

EL “ELCANO”  RECUERDA A JUAN SEBASTIÁN DE ELCANO

También quiero resaltar que en su Octava vuelta al mundo, el día 30 de marzo de 1993, el "Elcano" visitó Las Molucas, concretamente Tidore y Ternate, rindiéndose allí un emotivo homenaje al insigne navegante.


EL BUQUE: UNA CIUDAD EN PEQUEÑO

El barco está preparado en todos los sentidos para afrontar las largas travesías. Cuenta con una adecuada asistencia médica, cocinas que con sus grandes cámaras frigoríficas permiten conservar toda clase de alimentos, carne fresca incluida. Pasaron aquellos tiempos de las reses a bordo al cuidado del matarife y los festejos taurinos para el solaz y deleite de la tripulación que aun hoy día se recuerda, a los sones del pasodoble “Paquito el Chocolatero.”

Aunque el "Elcano" se define como velero ante todo, no son menos importantes las máquinas. El motor necesita constantes atenciones pues hace navegar al buque cuando no hay viento “a palo seco”. Como dato curioso citaré que el escape de los gases se efectúa por una disimulada chimenea en el palo mesana y que debido a que está encima del cuarto de máquinas es el único palo que no descansa en la quilla. El barco genera su propio fluido eléctrico que permite disponer de aire acondicionado y mantiene toda la electricidad que el buque precisa. Lleva instalada una máquina desalinizadora que potabiliza el agua del mar fabricando agua dulce que atiende a todas las necesidades del buque.

LA MÚSICA EN EL "ELCANO"

La Banda de Música es vital en el buque. Armoniza y sintetiza con los países a visitar interpretando la propia música nativa a bordo. Los himnos nacionales se hermanan con la Marcha Real y los desfiles en tierra alcanzan gran vistosidad y emoción a los acordes de “Banderita” o “Ganando Barlovento”. En los actos de Jura de Bandera los compases vibrantes que interpretan provocan la emoción y lagrimas de los españoles pronuncian el juramento a la enseña patria.

En las largas travesías, del "Elcano", la Banda de Música ameniza con sus interpretaciones populares las tardes-noches y toda la tripulación franca de servicio disfruta junto a su Comandante de un rato de ocio y entretenimiento que viene muy bien tras una larga jornada de trabajo y estudio.

UN HIMNO PARA EL "ELCANO"

No deja de sorprender que el "Elcano" no tenga un himno oficialmente reconocido, lo que  no deja de sorprender pues la Armada ha dado también grandes músicos, muchos de los cuales recorrieron la cubierta del buque los cuales recorrieron su cubierta. Cabria por tanto esperar una marcha, un pasodoble con el que dar fe de vida en las apoteósicas entradas y salidas de los puertos. Quizá sea el “Ganando Barlovento” el que más se puede identificar por sus notas vibrantes y marciales.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                       

Pero si el "Elcano" no tiene música propia, si tiene voces contrastadas. Un coro de Guardiasmarinas y marineros participaron en la grabación del disco “Embajadores en Azul”, la primera vez que acudieron a la Semana Naval de Kiel: Las canciones grabadas fueron “Bohemios”, “La Bella Lola”, “Manuel” y la vascaAchuri Churi.

Se hizo patria al navegar hasta allí y también las gargantas bien templadas cooperaron a ello.

Los autores del libro” Juan Sebastián de Elcano: Embajador y Navegante” hicieron un intento para saber si existía este himno. Creyeron que sus pesquisas habían dado resultado cuando un viejo contramaestre les dijo que él sabía la letra:

“El Juan Sebastián de Elcano,

tiene mucha arboladura,

 por eso sus marineros,

tienen la cara tan dura,

 aferra trinquete,

y vuelve a aferrar,

que somos marineros,

del Juan Sebastián.

En vista de mi experiencia a bordo del barco, me he permitido hacer alguna variación a ese texto


El "Juan Sebastián de Elcano",

 tiene mucha arboladura,

 por eso sus marineros,

son de gran envergadura,

aferra cangreja,

 y vuelve a aferrar,

 somos los mejores,

somos marineros,

 del Juan Sebastián”.

 

Finalmente, me queda reseñar algunos datos técnicos del "Elcano" de los que he entresacado los más significativos, y que se detallan a continuación:

 CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS:

 Bergantín- Goleta:

 Un bergantín-goleta es un barco de vela de tres o más palos. Con el trinquete aparejado con velas cuadras y los demás con cangrejas. Además lleva foques y velas de estay.

 Eslora: 94,107 metros

 Eslora con bauprés: 113 metros

 Manga: 13,154 metros.

 Puntal aprox:

Cubierta principal, 6,613 metros

Cubierta botes, 9 metros

 Altura: 48,7 metros

 Calado aprox a proa, 6,5 metros

Calado aprox a popa, 7,1 metros

Autonomía:

 A 6 nudos, 10500 millas

 A 10 nudos: 8600 millas

 Propulsión:

1 Motor Diesel de 1500 H.P (2070CV).

1 Hélice dextrógira de 4 palas y 32,46 metros de diámetro.

 

Velamen:

Apareja  20 velas, con una superficie vélica de 3153 metros cuadrados

 Desplazamiento a plena carga:

 3754,97 toneladas aproximadamente

 Es de resaltar la gran estabilidad del buque. Para su consecución lleva colocado un lastre sobre quilla de lingotes de acero con un peso aproximado de 769 toneladas.