06 | 12 | 2022
Menú principal
3710854

Tu IP: 3.238.118.80
Hora del servidor: 2022-12-06 21:29:17
Artículo Nuevo
Formulario de acceso

"ELCANO" ATRACA EN MARÍN, DESDE DONDE PARTIRÁ EL DÍA 16 DE FEBRERO PARA REALIZAR UN CRUCERO-PILOTO
Lunes, 14 Enero 2013
El muelle de Torpedos de la Escuela Naval Militar de Marín (Pontevedra), por primera vez y en lugar de Cádiz, servirá de puerto de partida para... Read More...
"ELCANO" NAVEGA EN DEMANDA DE MARÍN, EN EL INICIO DEL CRUCERO-PILOTO QUE ACABARÁ EL 21 DE FEBRERO
Lunes, 17 Diciembre 2012
 El buque-escuela de la Armada Española, "Juan Sebastián de Elcano" zarpó el pasado día 9 de su base del Arsenal de La Carraca, en San Fernando... Read More...
Actividades de la Asociación. Jornadas Cívico-Militares
Martes, 10 Enero 2012
  EXPOSICIONES, REGATAS Y UN CONCIERTO BENÉFICO PRO-DAMNIFICADOS TERREMOTOS DE LORCA PROTAGONIZARÁN EL CALENDARIO DE ACTIVIDADES DURANTE EL... Read More...
IMAGE Biografía Juan Sebastián de Elcano
Sábado, 04 Diciembre 2010
Juan Sebastián de Elcano nació en Guetaria, en la actual provincia de Guipúzcoa, hacia 1476. De profesión comerciante, participó en la campaña... Read More...
IMAGE Características del Buque
Sábado, 04 Diciembre 2010
CARACTERÍSTICAS - Buque Escuela "Juan Sebastián de Elcano" Descripcion del buque. DATOS HISTÓRICOS. ASTILLEROS: ECHEVARRIETA Y LARRINAGA (CADIZ).... Read More...
VIDEO DE LA DESPEDIDA DEL "ELCANO" EN CÁDIZ EN EL AÑO 2010
Martes, 25 Enero 2011
  VIDEO DE LA DESPEDIDA DEL "ELCANO" EN CÁDIZ EN EL AÑO 2010 Read More...
"COMO HACE BUEN DÍA, NOS HAN PERMITIDO DISFRUTAR DE UN DÍA DE 'PLAYAS'. POR LA TARDE SE REALIZÓ OTRO ACTO TRADICIONAL A BORDO, 'LA CALLE DE LAS TAPAS'. LA JORNADA CONCLUYE CON EL CRUCE DEL TRÓPICO DE CÁNCER, QUE SIGNIFICA PONER RUMBO AL CARIBE
Miércoles, 29 Marzo 2017
Vida a bordo, 25 de marzo de 2017 ¡Por fin llegó el sábado! La verdad es que teníamos ganas, para que nos vamos a engañar. Es nuestro primer... Read More...
"ELCANO" INCORPORA PRODUCTOS ALIMENTARIOS DE MÁXIMA CALIDAD PARA EL PRÓXIMO CRUCERO DE INSTRUCCIÓN QUE COMENZARÁ EN ENERO DE 2023
Viernes, 11 Noviembre 2022
La Armada abrió hace un mes una licitación pública para comprar algunos alimentos que irán a los almacenes del Servicio de Subsistencias del... Read More...
"ELCANO" CAPEA EN AGUAS DE PORTUGAL UN FUERTE TEMPORAL DENTRO DEL TRÁNSITO MARÍN-CASABLANCA
Lunes, 21 Enero 2013
El buque-escuela de la Armada Española "Juan Sebastián de Elcano" zarpó el pasado día 16 de este mes del Muelle de Torpedos de la Escuela Naval... Read More...
"Elcano". Año 1929. Horario en la mar para Guardiamarinas
Martes, 17 Octubre 2017
En el año 1929, el buque-escuela "Juan Sebastián de Elcano", comandado por el Capitán de Fragata Claudio Lago de Lanzós establecía el horario en... Read More...

Cinco días en el "Juan Sebastián de Elcano",un pedazo de España en un velero bergantín. Diario "El Debate". Crónica de Kenia Flores

 El buque escuela Juan Sebastián Elcano en la ría de Pontevedra

Foto: "El Elcano en la Ría de Pontevedra"

El pasado Julio tuve la fortuna, entre otros noventa privilegiados, de embarcar durante cinco días en el buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano” en su travesía de Marín a Cádiz.

 El anciano bergantín goleta (tiene casi cien años), levanta pasiones allá donde va, y no es para menos, pues aún con su centuria encima es imponente, precioso, emociona solo estar cerca. Por su belleza, y por todo lo que representa. Esa España que amamos, esa España de tradiciones y unida como la dotación que allí conocimos. Una pequeña familia que nos acogió en su seno con gran alegría y generosidad.

Literas de tres alturas

Tras pasar el día en un Marín engalanado por las fiestas de la Virgen del Carmen, embarcamos en el muelle de la Escuela Naval Militar, un sueño cumplido que ha superado todas las expectativas. Esperando a zarpar, los invitados curioseábamos todo a nuestro alrededor. Los más valientes subieron a toldilla (la zona más a popa sobre camarotes de los oficiales y el comandante) y algunos incluso se aventuraron a subir al puente. Poco a poco nos fueron acomodando en nuestros camarotes en el sollado de guardiamarinas, que habían desembarcado días atrás al finalizar el viaje de instrucción que realizan en su tercer curso en la escuela. ¡Suerte ser mujer! Mi estrecho camarote tenía una litera de tres alturas y baño incorporado. Los cerca de sesenta hombres invitados tuvieron que compartir baño y descansar en las hileras de literas de tres por tres cuya altura a más de uno le impediría dormir de lado.

A media tarde los remolcadores se fueron acercando para sacar al buque escuela del muelle. Desde toldilla, saludé a la dotación de uno de ellos y me respondieron amigablemente con un: «¡Buena travesía!». Pero no fueron los únicos, varias decenas de barcos de todo tipo nos acompañaron mientras abandonábamos el puerto deseándonos buen viaje.

 

Ya en mar abierto, mientras nuestros pequeños acompañantes iban quedando atrás, descendimos por las elegantes escaleras a la Cámara de Guardiamarinas para recibir por parte de uno de los oficiales algunas nociones sobre seguridad en el barco. La pequeña sala, digna de ver, cubierta de sublime madera, que en las largas travesías hace las veces de comedor, aula de estudio y sala de recreo, sigue exactamente igual que en 1928, cuando el barco realizó su primer Crucero de Instrucción. Allí hemos pasado mucho tiempo, entre los briefings mañaneros de meteorología y derrota, la clase de orientación con el sextante, las horas de las deliciosas comidas (para sorpresa de muchos) y alguna que otra interesante clase de historia o navegación.

El interior del “Elcano”

El interior del “Elcano”, que tuvimos oportunidad de disfrutar durante toda la travesía es una maravilla, es un museo flotante, digna embajada de España. Pero lo mejor, de lo que más hemos gozado todos los que estábamos allí por primera vez, ha sido el exterior. El mar, de ese intenso y precioso color que solo se ve lejos de la costa; los amaneceres y puestas de sol, que se han grabado en nuestras retinas y a los que los cientos de fotos que hemos hecho jamás podrán hacer justicia; las largas conversaciones sentados en los bancos de la toldilla o en popa al lado de la guardia de guindola, mirando al gran azul, con las velas sobre nuestras cabezas y el imponente buque como escenario. Esa belleza, la belleza de la creación, de la que hemos disfrutado esos cinco días en “Elcano”, quedará para siempre en nuestros corazones como una herida. Una herida, sí, porque tanta belleza duele.

La dotación engalanada con sus blancos uniformes, tras las salvas a la Virgen del Rosario, con los veleros y demás embarcaciones que engalanadas con grandes rojigualdas nos acompañaban

Pero no solo nos ha herido la belleza de la naturaleza, también la de la enorme categoría humana que hemos encontrado entre la dotación y entre los invitados. La de los oficiales que nos han acompañado y enseñado, la del comandante que nos ha consentido para que pudiéramos disfrutar del navío en todo su esplendor, la de la marinería que nos ha servido siempre con una sonrisa, la de la banda que nos ha amenizado cada noche durante sus conciertos en el alcázar a la caída del sol, la alegría pegadiza del cocinero y la de la complicidad y el afecto que se creó rápidamente entre todos los invitados, conscientes, como éramos, de lo privilegiado de nuestra situación. Cada uno en su puesto, cumpliendo con su labor, pero todos uno.

El pueblo de Cádiz esperando

Toda esa belleza fue evidente el último día cerca del puerto de Cádiz, cuando ya nos invadía la nostalgia por los días pasados. Nostalgia aliviada ligeramente por lo emocionante de la llegada a puerto, con toda la dotación engalanada con sus blancos uniformes, tras las salvas a la Virgen del Rosario, con los veleros y demás embarcaciones que engalanadas con grandes rojigualdas nos acompañaban, la banda de “Elcano” tocando alegres melodías y, sobre todo, la multitud esperando en el muelle. El pueblo de Cádiz esperando a su querido bergantín goleta. A nuestro querido bergantín goleta, pues desde ahora es también un poco nuestro, un poco de cada uno de los que hemos tenido la suerte de embarcar en él, como tantos otros en estos últimos cien años, porque el Elcano es España. Es como a muchos nos gustaría que fuera la España que amamos.

XCIV CRUCERO DE INSTRUCCIÓN.-ELCANO LLEGA A CÁDIZ.-FOTO: DIARIO DE CÁDIZ

Las imágenes de la llegada de Elcano a Cádiz.

XCIV CRUCERO DE INSTRUCCIÓN.-LA VOZ DE CÁDIZ.-NURIA AGRAFOJO.-"MÚSICA A DOS BANDAS, DESMAYOS Y PASIÓN DESMEDIDA EN EL REGRESO DE ELCANO A CÁDIZ.-FOTO: ANTONIO VÁZQUEZ

 

Foto de archivo de la entrada a Cádiz del Elcano del anterior crucero de instrucción.

El intenso calor provoca varias lipotimias entre las numerosas personas que esperaban el atraque del barco en el puerto gaditano tras finalizar su 94 Crucero de Instrucción

Al final del camino toca volver a casa. El puerto de Cádiz volvió a recibir al buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano” con los brazos abiertos y quizás con más pasión y más calor que en otras ocasiones. De hecho, las altas temperaturas provocaron varios desmayos entre las cientos de personas que esperaban la llegada de sus familiares desde primera hora del jueves.

También cambió el escenario, que en esta ocasión se trasladó al Muelle “Reina Victoria” de la ciudad, ya que el Muelle Ciudad, donde suele hacer su entrada el buque de la Armada Española, alberga el escenario del festival 'No sin música' que arranca esta noche. Esta coincidencia dejó una entrada a ritmo de blues. Un acompañamiento musical por partida doble, ya que las pruebas de sonido que llegaban desde el escenario del concierto se mezclaban con el Himno de la Armada, interpretada por la banda de música. Sin duda, una mezcla que provocó algún que otro baile por parte de quienes esperaban el momento de abrazar a sus seres queridos.

El momento más esperado llegó a las doce del mediodía, cuando por fin se aproximaba al cantil del Muelle la embarcación con los 180 hombres y mujeres que componen la dotación de este 94 Crucero de Instrucción. Desde el puerto, decenas de pancartas y globos con los colores de España daban a la bienvenida a los marineros, que asomaban sus cabezas para identificar a sus familiares. “Carolina, bienvenida a casa”; “Juanmi, 158 días echándote de menos” e incluso un gran ramo de rosas rojas sobre un cartel donde podía leer “Bienvenida a casa, Laura, tu familia está muy orgullosa de ti”, fueron algunos de los emotivos gestos que se encontraron unos auténticos valientes.

Los más atrevidos se atrevieron con los sones del pasodoble 'Y Viva España' de Manolo Escobar, que resonaba fuerte en el muelle gracias a los familiares de Rosa, “la shakira del barco»” gritaban ellos mismos a la espera del desembarco de la joven roteña, sin duda, la más aclamada desde el puerto.

El Jefe de Estado Mayor de la Flota, Contralmirante Ignacio Villanueva Serrano, fue el encargado de presidir el acto junto a varias autoridades civiles y militares de la ciudad, entre ellas, la del Alcalde de Cádiz, José María González, que no quiso perderse el recibimiento e incluso subió a bordo para saludar a la dotación.

XCIV CRUCERO DE INSTRUCCIÓN.-ENTREVISTA GUARDIAMARINA PABLO ÁLVAREZ. DIARIO DE PONTEVEDRA

 

Pablo Álvarez Gutiérrez. SC

 

 

El Guardiamarina Pablo Álvarez afirma que "me quedo para siempre con todo lo vivido a bordo del Elcano" tras concluir el XCIV Crucero de Instrucción

El joven marinense fue uno de los alumnos que viajaron durante 150 días a bordo del buque “Juan Sebastián de Elcano”, una travesía que le ha marcado en todos los sentidos a pesar de las dificultades de adaptación a la vida en alta mar

Hace 25 años su padre, Pablo Álvarez Mira, actualmente Capitán de Fragata, cumplía su crucero en el “Juan Sebastián de Elcano” como parte de su instrucción militar. En el mediodía del martes era él, Pablo Álvarez Gutiérrez, el que desembarcaba del buque-escuela tras cinco meses navegando por el mundo, una travesía que le ha hecho crecer tanto en el ámbito profesional como en el personal.

P.-¿Cómo definiría la experiencia a bordo del “Juan Sebastián de Elcano”?

R.-Como la mejor de mi vida. Han sido unos meses muy intensos, con muchas sensaciones y emociones. Viví momentos mejores y peores, pero no sabría elegir entre unos y otros, sin ninguna duda me quedaría para siempre con todo.

P.-¿Qué destacaría del viaje?

R.-La parte más dura fue al principio, el hecho de tener que acostumbrarse a vivir en un barco que se mueve todo el día. Además, a nosotros nos coincidió que pasamos muy mal tiempo hasta Atenas, el primer puerto donde arribamos, y lidiar con la mala mar fue difícil. Lo mejor fue cruzar el Atlántico en la travesía hacia el continente americano, fue una sensación increíble. También la estancia en los distintos puertos, entre los que destacaría el de Puerto Rico y en general todos los españoles, un aspecto en el que coincidimos la mayor parte de los compañeros.

Calurosa bienvenida en Marín al “Juan Sebastián de Elcano”

P.-¿Cómo era su día a día en el barco?

R.-Por las mañanas siempre teníamos clase. Por las tardes, después de comer, teníamos algunas horas más de instrucción, y a partir de las 19 horas ya éramos libres. Al mismo tiempo, debíamos hacer los turnos de guardia. Cada día montábamos sesiones de cuatro horas entre las que rotábamos: un día igual teníamos de 20 horas a medianoche o desde las doce hasta las cuatro de la madrugada, por eso algunos días dormíamos poco.

Su padre también estuvo en el buque escuela, ¿qué supone seguir sus pasos?

R.-Mi padre hizo el crucero hace 25 años, y para mí seguir sus pasos es una maravilla. Me hace sentir orgulloso de estar donde está él porque para mí es un referente y un ejemplo. También es bonito pensar que hace un cuarto de siglo, alguien a quien quiero tanto como es mi padre, estuvo aquí. De hecho, me cuadró de ir a bordo con personas que ya habían coincidido en ese momento con mi padre.

Se suele decir que es una travesía que todo alumno de la ENM debe realizar para completar su formación...

R.-Absolutamente. Además se hace en el momento perfecto, en el tercer año que es el del medio. Es un paso necesario en todos los sentidos. Yo siento que he madurado, tanto personalmente como profesionalmente, ya que nos acostumbramos a lo que es vivir en la mar. En definitiva, es indispensable y la mejor experiencia que se vive en estos años en la Escuela Naval Militar.

PROTAGONISTAS

Los Guardiamarinas que han viajado a bordo del buque escuela comparten su valoración de la experiencia:

Jaime Cámara-Jaén: "Este crucero te enseña mucho tanto a nivel de navegación como a nivel vital. Si pudiera, lo repetiría el año que viene".

Francisco García-Pontevedra: "Es un punto de inflexión importante en los estudios. La persona que se fue a Elcano es muy diferente de la que vuelve".

Javier Bethencourt-Sevilla: "Ha sido una de las mejores experiencias de mi vida. Es un cambio total, tanto como persona como en el ámbito militar".

Pablo Martínez-Valladolid: "Es el viaje de mi vida; la vuelta al mundo con amigos. Falta intimidad, pero aprendí a valorar ciertas cosas".

Pedro Sánchez-Conil: "Para mí esta ha sido una experiencia única e inigualable, ya que es el barco que une a todos los oficiales de la Armada".

Mario Martín-Madrid: "Que tu trabajo te permita ir a sitios como La Habana, San Juan o Miami es increíble. Ha sido el mejor viaje de mi vida".

XCIV CRUCERO DE INSTRUCCIÓN.-"ELCANO" LLEGA A LA ENM Y PODRÁ SER VISITADO ESTE MÉRCOLES Y MAÑANA JUEVES ANTES DE ZARPAR PARA CÁDIZ. FOTO: LA VOZ DE GALICIA

 

La llegada más triste del Elcano a Marín

El “Juan Sebastián de Elcano” está ya en Marín, donde los civiles podrán visitarlo hoy miércoles y mañana jueves tras dos años sin que el público pudiese subir a bordo. El velero de la Armada española hizo su entrada en la ría procedente de Baiona y acompañado por más de veinte embarcaciones deportivas e incluso un barco de pasaje a Ons, que aprovechó unos minutos de coincidencia en la ruta para agasajar a los turistas con la posibilidad de hacerse fotos cerca del buque. El “Elcano” enfiló la ría con la mitad de su velamen desplegado y su estampa fue de lo más fotografiada durante su periplo por una ría en calma bajo un sol sin nubes.

 Mientras el navío viraba al sur para entrar en la dársena militar, donde lo esperaban cuatro cursos de alumnos en formación y unos trescientos familiares, por unos minutos un arroaz de grandes dimensiones le robó el protagonismo al pasar a la altura del muelle militar. Casi parecía que se le podía tocar con la mano, pero en cuanto el “Elcano” cruzó ante Tambo, se le perdió la pista.

En tierra, la Unidad de Música de la Escuela Naval entonó varios pasodobles y cuando el buque estuvo en posición y ya en su línea de atraque fueron los músicos de a bordo los que tomaron el relevo. La música, más pasodobles, animaban la espera a que acabase la maniobra de atraque, mientras el sol pegaba con fuerza. En la zona de espera de los familiares empezaron a desplegarse sombrillas como si estuviesen en la playa, pero eran necesarias para evitar insolaciones, porque en el muelle militar hizo muchísimo calor en las horas centrales de este martes.

Saludo individualizado

Cuando el barco atracó, se bajó el portalón —término técnico para referirse a la pasarela de acceso al navío— y los músicos tocaron el himno de la Armada, entonado por los alumnos y sus profesores tanto a bordo del “Elcano” como en tierra.

Poco después uno a uno fueron despedidos por el Capitán de Navío cartagenero Manuel García Ruiz. Al bajar, los Guardiamarinas fueron ocupando su puesto en el tercer batallón de los alumnos, hasta que acabaron todos en formación y fueron a su vez saludados por el Comandante-director de la Escuela Naval, Pedro Cardona Suanzes, que también dio la bienvenida a cada uno de ellos. Después se dio la orden de romper filas y se produjeron las emotivas y habituales escenas de reencuentro de los familiares con los guardiamarinas que cruzaron dos veces el Atlántico en el Crucero de Instrucción que acaba de finalizar.

El “Juan Sebastián de Elcano” estará abierto a las visitas por parte del público el jueves y el viernes, entre las nueve de la mañana y la una de la tarde y de cinco a ocho de la tarde. El buque escuela de la Armada seguirá atracado en la Escuela Naval hasta el fin de semana, donde el sábado también servirá de complemento a los actos de entrega de Reales despachos a los oficiales y jura de bandera de los nuevos alumnos.