21 | 01 | 2019
Menú principal
1752287

Tu IP: 3.80.32.33
Hora del servidor: 2019-01-21 10:05:52
Artículo Nuevo
Formulario de acceso

"ELCANO" ATRACA EN MARÍN, DESDE DONDE PARTIRÁ EL DÍA 16 DE FEBRERO PARA REALIZAR UN CRUCERO-PILOTO
Lunes, 14 Enero 2013
El muelle de Torpedos de la Escuela Naval Militar de Marín (Pontevedra), por primera vez y en lugar de Cádiz, servirá de puerto de partida para... Read More...
"ELCANO" NAVEGA EN DEMANDA DE MARÍN, EN EL INICIO DEL CRUCERO-PILOTO QUE ACABARÁ EL 21 DE FEBRERO
Lunes, 17 Diciembre 2012
 El buque-escuela de la Armada Española, "Juan Sebastián de Elcano" zarpó el pasado día 9 de su base del Arsenal de La Carraca, en San Fernando... Read More...
Actividades de la Asociación. Jornadas Cívico-Militares
Martes, 10 Enero 2012
  EXPOSICIONES, REGATAS Y UN CONCIERTO BENÉFICO PRO-DAMNIFICADOS TERREMOTOS DE LORCA PROTAGONIZARÁN EL CALENDARIO DE ACTIVIDADES DURANTE EL... Read More...
IMAGE Biografía Juan Sebastián de Elcano
Sábado, 04 Diciembre 2010
Juan Sebastián de Elcano nació en Guetaria, en la actual provincia de Guipúzcoa, hacia 1476. De profesión comerciante, participó en la campaña... Read More...
IMAGE Características del Buque
Sábado, 04 Diciembre 2010
CARACTERÍSTICAS - Buque Escuela "Juan Sebastián de Elcano" Descripcion del buque. DATOS HISTÓRICOS. ASTILLEROS: ECHEVARRIETA Y LARRINAGA (CADIZ).... Read More...
VIDEO DE LA DESPEDIDA DEL "ELCANO" EN CÁDIZ EN EL AÑO 2010
Martes, 25 Enero 2011
  VIDEO DE LA DESPEDIDA DEL "ELCANO" EN CÁDIZ EN EL AÑO 2010 Read More...
"COMO HACE BUEN DÍA, NOS HAN PERMITIDO DISFRUTAR DE UN DÍA DE 'PLAYAS'. POR LA TARDE SE REALIZÓ OTRO ACTO TRADICIONAL A BORDO, 'LA CALLE DE LAS TAPAS'. LA JORNADA CONCLUYE CON EL CRUCE DEL TRÓPICO DE CÁNCER, QUE SIGNIFICA PONER RUMBO AL CARIBE
Miércoles, 29 Marzo 2017
Vida a bordo, 25 de marzo de 2017 ¡Por fin llegó el sábado! La verdad es que teníamos ganas, para que nos vamos a engañar. Es nuestro primer... Read More...
"ELCANO" CAPEA EN AGUAS DE PORTUGAL UN FUERTE TEMPORAL DENTRO DEL TRÁNSITO MARÍN-CASABLANCA
Lunes, 21 Enero 2013
El buque-escuela de la Armada Española "Juan Sebastián de Elcano" zarpó el pasado día 16 de este mes del Muelle de Torpedos de la Escuela Naval... Read More...
"Elcano". Año 1929. Horario en la mar para Guardiamarinas
Martes, 17 Octubre 2017
En el año 1929, el buque-escuela "Juan Sebastián de Elcano", comandado por el Capitán de Fragata Claudio Lago de Lanzós establecía el horario en... Read More...

CRÓNICA DE LA INTENSA E INTERESANTE ESTANCIA DEL "JUAN SEBASTIÁN DE ELCANO" EN SANTA CRUZ DE TENERIFE. AHORA, EL BUQUE-ESCUELA NAVEGA POR EL OCEANO ATLÁNTICO EN DEMANDA DEL PRIMER PUERTO EXTRANJERO, PRAIA (CABO VERDE)

7 de marzo, 0800 horas: al toque de Babor y Estribor de guardia ocupamos nuestros puestos y avistamos, a lo lejos, la ciudad de Santa Cruz de Tenerife. El clima es agradable, los cielos despejados y luce el sol.  Los remolcadores aguardan cerca de los diques de abrigo de la dársena “Anaga”. Después de una navegación cuanto menos un poco complicada llegar a puerto supone, a priori, un pequeño alivio. 

En el muelle nos aguarda la Asociación Histórico Cultural de la Gesta del 25 de Julio de 1797, vestidos de soldados de época y con cañones, recordando la batalla en la que el Almirante Nelson no sólo no consiguió sitiar la ciudad y doblegar a los tinerfeños sino que, además, un ya histórico cañón, el “Tigre”, hizo que el Almirante inglés perdiera su brazo. El “Elcano” ondea la bandera nacional, y los disparos de cañón se convierten en salvas de saludo, ahora sí, mezcla de júbilo y orgullo. 

Con las estachas ya encapilladas, la actividad a bordo se vuelve frenética: planchas, guardia entrante, uniformidad, embarque del Almirante Jefe del Mando Naval de Canarias,… Formamos para imponer una Medalla al Mérito Naval a una antigua compañera del barco en un sencillo pero emotivo acto. 

Llegan los autobuses al muelle y los Guardiasmarinas nos vamos a visitar el Museo Militar de Tenerife, en el que pudimos apreciar cuadros, placas y conmemoraciones que recuerdan el glorioso pasado de nuestro país. 

Tras la visita, la mayoría de nosotros decidió disfrutar de la gastronomía y el buen tiempo de la isla yendo a almorzar por la ciudad y, por la noche, pudimos celebrar el conocido Carnaval de Santa Cruz, considerado por muchos de los más importantes del mundo. 

A la mañana siguiente inauguramos, junto al alcalde y las principales autoridades de la ciudad, una glorieta en honor al Buque-Escuela "Juan Sebastián de Elcano". Los tinerfeños presumen con orgullo de ser el puerto más visitado, después de Cádiz y Marín, por el buque. Y no les falta razón, pues en sus 85 Cruceros de Instrucción nuestro velero ha recalado en la isla nada más y nada menos que en 57 ocasiones. Con sencillos actos como éste nos demuestran, una vez más, el cariño y el afecto hacia el barco y hacia la Armada. “¡Esperamos poder corresponderles con muchas visitas,” oigo decir con alegría a mi compañero, “porque es un verdadero placer venir a esta isla!”. 

Finalizado el acto, salimos a tierra para unirnos al “pasacalles” del Carnaval, auténtica manifestación de los “chicharreros” donde más que nunca reina la simpatía, la alegría y la fiesta. Si la isla ya de por sí es bella, el carácter de sus gentes la vuelve espectacular…. Todos son acogidos, todos son invitados, todos se unen a la celebración del Carnaval. 

La jornada dominical se desarrolló tranquila. El Cabildo Insular ofreció a la dotación y alumnos del barco la oportunidad de hacer una visita guiada por las cañadas del Teide. El volcán, imponente por su altura, rodeado de parajes insólitos, ofrece desde sus laderas vistas espectaculares, hacia el mar y hacia la montaña. Dicen los “canariones” con sorna que los “chicharreros” tienen el Teide, pero que ellos lo ven mejor desde su isla. Al final todos disfrutan de su majestuosidad. Los cielos se fueron cubriendo a medida que íbamos descendiendo y volviendo al barco, e incluso cayeron algunas gotas de agua. 

Qué diferente sonaba la voz de “Babor y Estribor de Guardia” el lunes 10 de marzo, día de partida. La memoria se esforzaba en retener los recuerdos del fin de semana, y trataba de organizarlos antes de que apareciera el nervioso pálpito del corazón, sabedor de que comenzaba una nueva travesía y con ella nuevas aventuras y emociones. 

Pero no hay mucho tiempo para pensar en ello. La maquinaria del barco se ponía en movimiento y era momento de devolver, a nuestra manera, un poco del afecto recibido. Durante la salida por la dársena el “Elcano” comienza a desplegar sus velas, a ritmo de voces y chifles. Los alumnos y la dotación se disponen en las tiras, y los gavieros suben a los palos y las vergas. Desde el aire un helicóptero filma la secuencia, y hasta parece que el viento no se quiere perder el espectáculo. El barco rinde así homenaje a una ciudad amiga y acogedora. 

Comienza así la singladura, de buen cariz, con el bauprés buscando ya el próximo destino, y con la popa, nostálgica, que intenta no perder la imagen del Teide a lo lejos. 

El régimen es de festivo en la mar y todos descansamos después del intenso y divertido fin de semana en Tenerife. 

La semana transcurre influenciada por una realidad tan evidente como importante: el barco navega con los vientos alisios, y con ello varias circunstancias: la bondad, constancia y suavidad de estos vientos permite dar todo el aparejo. Esas voces que hasta ahora sólo veíamos escritas en el libro de maniobra comienzan a sonar por órdenes generales: “listos a cazar e izar la escandalosa del mayor proel”, “listos a descargar el trinquete”, “iza velacho alto”,…. con todo el aparejo, a un largo, con viento bonancible moderado del nordeste, así es como el “Elcano” disfruta en la mar…. 

Los Guardiasmarinas ya pueden observar los dos crepúsculos (matutino y vespertino) y la meridiana, y se pasan horas frente a la calculadora, el papel milimetrado y el “boli” para determinar nuestra situación en el globo tomando alturas a los astros. 

Y cómo olvidar la vida en cubierta, seña de identidad de nuestro buque-escuela, que se recupera con el buen tiempo y las favorables condiciones meteorológicas: deporte, comidas en el alcázar, trabajos en cubierta, clases al aire libre,... Incluso hemos cambiado la uniformidad, sustituyendo las azules faenas por los pantalones cortos blancos y las camisas de manga corta. El calor aprieta conforme nos acercamos al ecuador, y los cocineros cambian los sabrosos potajes por las frescas ensaladas.

Parece que, después de una travesía por un “incómodo” (aunque bello) mar Mediterráneo, todo vuelve a la normalidad de un Crucero de Instrucción. El engranaje del “Elcano” empieza a rodar suave, sin interrupciones, como cuando uno se mete en la autovía a 120 para un viaje de muchos kilómetros...

Todo se ve con mejor cara y con más ilusión en estas condiciones. La mar, y sobre todo la lejanía de nuestros seres queridos, se llevan mejor así, incluso los Guardiasmarinas suben a la cofa con una sonrisa. Toquemos madera, que a bordo de este buque no es poca, y que dure. Este es el "Elcano" que todos conocemos y el que todos queremos....     

LOS PERIODISTAS LAURA GÓMEZ Y ALEJO MORENO ELABORAN LA VIDA A BORDO DEL "ELCANO" DURANTE SU EMBARQUE EN EL TRÁNSITO CÁDIZ-SANTA CRUZ DE TENERIFE CORRESPONDIENTE AL LXXXV CRUCERO DE INSTRUCCIÓN

Redactado por la periodista  Laura Gómez
A la voz de ‘Maniobra General’, la única que no sabe dónde ponerse soy yo. Pero me admira ver como todos los demás saben exactamente lo que tienen que hacer… ¡Virada por redondo! Y se pone en marcha una maquinaria perfecta como un reloj suizo, cabos, botavaras y velas empiezan a moverse en una coreografía en la que participa toda la dotación del "Elcano". Soy muy afortunada de ver esto.

Eso es lo que pienso cada vez que contemplo una maniobra. Empezando por la salida de Cádiz, con los vientos en contra pero dando lo mejor de este barco. Y desde entonces no he parado de aprender y ya hasta parece que ya sé algo... los nombres de los palos, las velas, de algunas maniobras, donde se toma el café especial de la mañana… ya he probado los ‘preñaitos’, he charlado con marineros y Guardiasmarinas, con mis compañeras de camarote Coral y Conchi… con oficiales, con el Pater, ya conozco el barrio industrial con el peluquero, el armero, el carpintero. Ya he visto en acción a la marinería entregada a su labor, igual limpiando o cocinando que subiendo a la cofa, izando y cazando las velas con decenas de brazos incluidos los de los alumnos, trabajando coordinados al compás de un chifle para llevarnos a todos a nuestro destino a tiempo. Ya me siento una más de esta pequeña ciudad que navega y navega. Cada uno con su historia, incluida yo,  que he llegado hasta aquí para hacer un documental y presiento que esto va a ser algo más.

"Elcano" está siendo sin duda una de las mejores experiencias de mi vida. Y no exagero. Como amante de la mar y de la navegación, está siendo una clase magistral de náutica y un espectáculo indescriptible presenciar la coordinación perfecta de una maquinaria humana y un barco con alma que responde con creces cuando se lo pide la inteligencia de una mente experta, buena y sabia.

La experiencia y el aprendizaje de un barco creado para navegar que enamora a quien lo conoce a pesar de las dificultades y las características propias  de ser un clásico, de los que ya no se hacen. El "Elcano" tiene encanto de un caballero que nunca falla, que navega con magia. Transmisor de valores y vivencias que le convierten en inolvidable para todo el que lo conoce por tantos sentimientos encontrados. Esfuerzo y superación, mérito y humildad, respeto a la mar y valor para dominarla.

Siento la seguridad de saberte en buenas manos, las de 250 personas que de una u otra manera han llegado hasta aquí para cumplir una función irreemplazable, absolutamente necesaria para realizar esta travesía.

El encuentro con gente auténtica con mayúsculas con historias que contar o callar y ganas de echarte una mano si lo necesitas. La mar te enseña que hoy es por ti y mañana por mí y esa es la norma que se respira en el ambiente de esta travesía comandada por quien se ha sabido ganar el cariño y el respeto de todos a los que dirige en un viaje que para algunos es un Crucero de Instrucción, para otros es un destino, para mí algo que aún no ha terminado, queda aún por ver qué ocurre, pero ya sé que no olvidaré jamás.

Qué buena es la gente que te hace las cosas fáciles. Que te recibe con la intención de que te sientas bien. Objetivo cumplido. Al final no sabes qué fue primero: el barco o su gente. Sea como sea, entre todos hacéis que el "Elcano" sea lo que es, mucho más que uno de los barcos más emblemáticos del mundo. ¿Qué fue primero?

Ha sido casi una semana de navegación en la que hemos tenido de todo. Esta noche, después del crepúsculo y con la mar de fondo que nos ha acompañado estas últimas singladuras y que ya empieza a dejarnos, he escuchado a la banda del "Elcano" tocar ‘My Way’ de Frank Sinatra, a su espalda, en la banda de babor, el mar y el sonido del barco que sigue navegando. Frente a ellos, desde la toldilla puedo ver en primera línea en el Alcázar al Comandante, al Segundo Comandante y el Pater disfrutando, como yo y como todos, de un momento especial,  por lo que todos sabemos que significa...  detrás  oficiales y Guardiamarinas y  junto a ellos marineros, cabos, toda la dotación, (menos los que están de guardia).. .todos compartiendo unos minutos tras un día de trabajo intenso, tras una semana intensa, ya nos acercamos al puerto de Tenerife; limpieza, pintura, sacar brillo a los metales… preparar los toldos, cocina, chequear como está el casco… preparar los actos oficiales de todo el fin de semana, imprescindible que todo salga perfecto,  el "Juan Sebastián de Elcano" tiene que seguir cumpliendo su objetivo y todos somos responsables. Así lo sientes cuando formas parte de una nave que sigue navegando sin parar mientras yo escribo esto ya bien entrada la noche. Oigo el sonido del mar, noto el barco escorar, esto está vivo y esta rueda sigue girando como el mundo gira conmigo dentro. Esa es la importancia de cada uno, toda y ninguna al mismo tiempo.

“No hay cosa que más acerque a Dios que navegar, y si es a vela casi lo tocas”. Eso me dijo un ex Comandante de este barco.
Hoy he aprendido que los valores de la gente marinera no son leyenda, que son verdad.

Laura Gómez Vega

Redactado por el periodista Alejo Moreno
No me siento capaz de hablar acerca de mi experiencia en el "Juan Sebastián de Elcano" generalizando, es decir, hablando de lo que he vivido aquí como si fuera algo que se reproducirá en cualquier momento de su historia futura o pasada, como si tuviera el barco un carácter inmutable.Elcanos habrá tantos como experiencias a bordo. Sí puedo, sin embargo, intentar hacer una instantánea de lo que he encontrado en este momento concreto de su historia.

Si algo me quedó claro es que este buque tiene un carácter propio que se transmite de generación en generación, pero también otro que es dado por la personalidad de la tripulación que lo gobierna (¿Se puede gobernar un buque como éste realmente?) En ese sentido tengo que decir, con honestidad, que me considero afortunado: La tripulación que he conocido, desde el Comandante hasta el último de sus marineros pasando por su entrañable "Páter", es de un carácter llano y formidable. Me tranquiliza que el buque y su gente hagan de embajadores de mi país en todo el mundo. No porque reluzca el cobre que llevan a bordo, no por la belleza de sus velas, sino porque transmite un mensaje al mundo que va más allá de los valores netamente castrenses o estéticos. España es diferente hasta en sus militares; su buque-escuela de la Marina prioriza una enseñanza humanista profunda.

"Elcano" no enseña sólo cómo alcanzar la eficacia o el éxito en una maniobra, sino también cómo hacerlo desde una postura moral correcta ¿Parece obvio? Quien lo dé por sentado, que se pase a conocer otros ejércitos del mundo y luego me responda. Aquí no es suficiente con ser efectivo; hay que ser honesto, buen compañero, amable en la medida de lo posible, comprensivo, recto y finalmente serio en el proceder.

Ellos (la tripulación) no lo saben, creo, pero viven una vida que se agota... por eso es tan hermoso y tan español. Habitamos un mundo globalizado y homogénico que tiende a borrar los esquemas de vida de antaño, que tiende a difuminar las diferencias esenciales entre seres humanos y culturas (y lo digo con preocupación) e incluso a borrar las diferencias entre las estaciones del Tiempo... vamos camino de vivir una continua línea temporal donde no se pueda distinguir el Invierno del Otoño o la Primavera. En este buque no ocurre algo semejante. Todo tiene un sentido, todo responde a significados ocultos que entienden sus moradores, todo está acompañado de una liturgia especial que la gente respeta y aprecia. Todos entienden los porqué y los conservan como algo valioso. Por eso el buque navega no sólo rompiendo olas sino también barreras de tiempo. Es como un loco que niega la evidente apisonadora de la vida moderna... y eso que a bordo se juega mucho a la playstation... Creo que Elcano es un símbolo preclaro de la esencia de nuestro país: un Quijote marino.

Podemos hablar también de su estimable labor en la formación de marinos y oficiales, algo que por supuesto he apreciado y valoro. Podemos hablar de los conocimientos que adquieren aquí cada año decenas de futuros oficiales, cadenas involuntarias de una tradición marinera enorme. Todo eso es estimable, pero oigan, yo soy cineasta. La imagen que guardaré de este buque es la de un pequeño Universo de mandos, jerarquías bien entendidas, gremios profesionales, alumnos y profesores que navegan a una hacia quién sabe dónde... lo importante es el camino de aprendizaje que entraña. Como todo eso tiene belleza, pienso que "Elcano" merece existir para siempre (probablemente lo haga en el recuerdo de todos los que han pasado por aquí) Que los demás encuentren otros motivos más razonables y lógicos, que otros hagan loas a su razón de ser práctica, motivos sobran.

Los marineros a bordo escuchan música latina y en la intimidad cantan canciones con letras tristes.
Los oficiales tienen sentido del humor.
Los Guardiasmarinas deberían subir más a la cofa de lo que lo hacen porque la vida es riesgo, pero está bien... 

Buenas noches y gracias por todo.
Alejo Moreno

SANTA CRUZ DE TENERIFE DEDICA UNA GLORIETA AL BUQUE-ESCUELA "JUAN SEBASTIÁN DE ELCANO". EL NAVÍO RECIBIÓ CUATRO MIL VISITAS DURANTE EL FIN DE SEMANA, INCLUYENDO ESCOLARES DE OCHO COLEGIOS

 
 
 

Después de partir el pasado día 1 de marzo de Cádiz y navegar con vientos generalmente favorables durante siete singladuras, el Buque-Escuela “Juan Sebastián de Elcano” recaló en el puerto de Santa Cruz de Tenerife, primera escala de la segunda fase del LXXXV Crucero de Instrucción. Permaneció atracado desde la mañana del viernes 7 hasta el lunes 10 de marzo.

Ciudadanos e instituciones acogieron con gran cariño a dotación y Guardiasmarinas, orgullosos de que Santa Cruz sea, después de Cádiz y Marín, el puerto más visitado por el buque en sus recién cumplidos 87 años de vida a flote.

Mientras atracaba, la Asociación Histórico Cultural de la Gesta del 25 de Julio de 1797, con uniformes de época, dispararon salvas de honor desde el muelle.

El sábado, en un sencillo pero emotivo acto, y con presencia de dos secciones de dotación y alumnos y la banda de música municipal, el Alcalde y el Comandante descubrieron la placa por la que una de las glorietas de entrada a la ciudad recibe el nombre del buque escuela. Se trata de una nueva muestra de afecto de la ciudad, tras la concesión de la medalla de oro en 1978.

Se recibieron cuatro mil visitas a lo largo del fin de semana, entre las que se incluyen escolares de 8 colegios.

El “Elcano” navega ya rumbo a Praia, capital de Cabo Verde, que visitará por primera vez, antes de emprender el cruce del Océano Atlántico.

 

EL "ELCANO" ARRIBA EN SANTA CRUZ DE TENERIFE EN EL PRIMER PUERTO DE LA SEGUNDA FASE DEL LXXXV CRUCERO DE INSTRUCCIÓN. DOS TINERFEÑOS Y UN PALMERO FORMAN PARTE DE LA DOTACIÓN DEL BUQUE

 

El marinero Iván Torres, saluda a su sobrino y a sus padres
El marinero Iván Torres, saluda a su sobrino y a sus padrescarsten w. lauritsen
 
 

Siempre que llega un velero al Puerto de Santa Cruz decenas de curiosos se acercan a fotografiarlo. Ayer arribó uno de los más peculiares, simbólicos y queridos. No es la primera vez, ni mucho menos, que atraca en el Puerto chicharrero, pero la visita del "Juan Sebastián de Elcano", buque-escuela de la Armada Española, despierta siempre admiración. A bordo, entre sus 68 Guardiasmarinas, los mismos que estudian cada día para hacerse con un puesto de mando en la Armada, se encuentran varios canarios.

Llevan fuera de las Islas desde principios de enero y, después de parar en Santa Cruz, no regresarán a su tierra al menos hasta el mes de julio. Ayer fue un día de reencuentros, en los que tanto Iván Torres como Ione Camacho o Jorge Rodríguez pudieron darle un fuerte abrazo a los suyos.

El de Santa Cruz supone él último puerto europeo en el que estarán en este crucero formativo. Podrá ser visitado hoy y mañana en horarios de mañana y tarde (de 10 a 13:30 y de 15:30 a 17 horas). El "Juan Sebastián de Elcano" zarpó de Cádiz el 8 de enero, tras concluir el periodo navideño, para realizar la primera parte del crucero de prácticas.

"Aunque aquí nos dan de comer muy bien echo de menos la comida de mi madre", explicó Ione Camacho, palmero natural del municipio de El Paso. Tanto él como su compañero Jorge Rodríguez, santacrucero del barrio de La Salud, esperan tener tiempo libre para poder disfrutar de El Carnaval. "Nunca pensé que este sueño pudiera hacerse realidad", confirmó Jorge. "Para mí ha sido un orgullo entrar con el Elcano en mi Isla y creo que es una oportunidad única en la vida", valoró.

Mal tiempo

Para ambos "es muy duro" estar lejos de la familia, pero el periodo de formación y prácticas bien merece la pena. Se conocen al dedillo el barco, tanto que hasta incluso son encargados de enseñarlo estos días a todos los interesados. "Se pasan muchas horas a bordo y no queda otra que estudiar", matizó Jorge Rodríguez. "Durante esta primera parte del crucero se han vivido bastantes situaciones de temporal que han complicado la travesía", remarcó Jorge.

Ione añadió que, ahora al surcar el Atlántico, todo apunta a que los vientos alisios ayudarán a que sea más llevadera la navegación. "Al menos, quieras o no, se hacen amigos mientras se está a bordo, porque pasamos muchas horas juntos", subrayaron ambos. Quien se escapó en cuanto pudo de la fila fue el lagunero Iván Torres. A pie de portalón le esperaban sus padres, sus sobrinos y su cuñada. "Es mucho tiempo fuera de casa y, aunque la experiencia lo merece, es duro", confirmó. Al menos su pareja viaja con él en el barco, también con lo que la distancia de la familia se lleva un poco mejor.

En este tiempo ha hecho escala en Cagliari (Italia), Sète (Francia) y en los muelles de Mahón (Baleares) y Melilla, ciudades que no visitaba desde hace más de diez años. Tras su paso por Tenerife, cogerá rumbo a Cabo Verde y, desde ahí, navegará en torno a 22 días por el Océano Atlántico. Su primera parada en América será en Cartagena (Colombia) y después Santo Domingo (República Dominicana) y Nueva York (EEUU). De regreso a Europa atracará en Dublín, Hamburgo (Alemania) y Oslo. Está previsto que su viaje concluya definitivamente el 13 de julio.

El comandante del "Juan Sebastián de Elcano", Enrique Torres Piñeyro, destacó tras atracar ayer a primero hora que en este crucero se estrena un plan de estudios más especializado, de forma que los alumnos, además del título de oficial, obtendrán uno de grado universitario, como es el de Ingeniería Industrial en la rama de Mecánica. Para ello se ha embarcado un profesor del Centro Universitario de la Defensa, adscrito a la Escuela Naval Militar, para impartir las materias del grado que son necesarias actualmente por normativa.

A diferencia de la mayoría de las unidades de la Armada, este buque no dispone de misiles, ni de torpedos, ni de ningún sistema de armas para el combate. Pero sí cuenta, como cualquier otro buque de guerra, de armamento ligero para la defensa propia de la unidad. El objetivo es mantener una capacidad adecuada para afrontar una amenaza imprevista que pueda surgir en la mar o en un puerto extranjero ya que siempre realiza viajes internacionales.

Todos los estudiantes tienen que conocer a la perfección la embarcación, de proa a popa, subirse a los mástiles que hagan falta y manejar las aproximadamente 20 velas de las que dispone el buque para funcionar. Lo cierto es que si por algo se caracteriza el "Juan Sebastián de Elcano" es por ser cuidado al máximo. Todo el material de bordo, del que gran parte está formado de madera, se limpia y se cuida como si se tratara del primer día. Esa puede ser la razón por la que el barco se conserva en unas excelentes condiciones tanto para la navegación como para hacer que el día a día de los marineros sea muy reconfortante.

Aunque son 68 los Guardiasmarinas, en el buque viajan un total de 258 personas, entre ellos 23 oficiales, 22 suboficiales, 140 militares de tropa y marinería y profesores civiles. Todos fueron recibidos por la Banda Municipal de Música de Santa Cruz, que antes de las 9 horas, ya le dedicaba varios temas en el que supone su viaje número 85. También estuvo presente una representación, con cañón incluido, de la Asociación de la Gesta del 25 de julio de 1797.

Los representantes del colectivo, que recuerdan la victoria de las tropas chicharreras sobre Horatio Nelson, hicieron entrega de un cuadro conmemorativo de la visita del buque, que concluirá el lunes, al comandante de la embarcación. Lo hicieron ataviados con el atuendo que cada 25 de julio emplean para representar la batalla en la que las tropas tinerfeñas repelieron el intento de invasión de los británicos por el litoral de la capital.

PRIMERA CRÓNICA DE LA VIDA A BORDO DEL "JUAN SEBASTIÁN DE ELCANO" EN LA SEGUNDA FASE DEL LXXXV CRUCERO DE INSTRUCCIÓN

Como es costumbre, a partir de este momento iniciamos la serie de entregas de la Vida a Bordo acaecida en la segunda fase del LXXXV Crucero de Instrucción del buque-escuela de la Armada Española "Juan Sebastián de Elcano". El lector-lectores observarán que la crónica elaborada lleva la firma de un Guardiamarina, lo que constituye una acertada e importante novedad. Desde este foro informativo deseamos lo mejor para la dotación y alumnos del velero español en el transcurso de su largo y dilatado itinerario que le llevará a visitar varios países hasta llegar nuevamente a España el próximo mes de julio.

El 1 de Marzo de 2014, comienza la segunda parte del LXXXV Crucero de Instrucción. Muchas expectativas y ganas de empezar, aunque dejar a la familia y amigos atrás no será fácil. Hay que ser positivos y pensar que cuatro meses no es tanto tiempo, y sobretodo que lo que nos depara este viaje es único, para recordar toda la vida.

El día comienza con la tradicional misa en la iglesia de Santo Domingo, donde nos acompañan algunos de nuestros familiares y amigos. Una vez finalizada la misa, los guardias marinas desfilamos por la calle de vuelta al muelle “Ciudad” del puerto de Cádiz, donde se encuentra atracado el buque. En el muelle cientos de personas esperan para despedirnos.

Una vez a bordo formamos para el saludo a la voz,  y se efectúan los cañonazos y las voces de Viva España de ordenanza a la llegada del Almirante Jefe de Estado Mayor de la Armada. Mientras embarcan el resto de autoridades y despiden al Comandante en su Cámara, la dotación y los alumnos bajamos a tierra para abrazar a los familiares que vienen a despedirnos. No da tiempo para mucho, pues el barco debe zarpar. Muchos “te quiero”, “envíanos una postal”, “cuídate mucho” y algún que otro llanto de niño y, sobretodo, esperanza de un pronto reencuentro. 

La maniobra de atraque transcurre con una mezcla de sentimientos difícil de describir, una rara combinación de tristeza y emoción; cuántas cosas nuevas por el horizonte, cuántas singladuras, cuántas anécdotas nos vienen por la proa…

Primer día que nos despertamos en la mar y no son pocas las dudas y pensamientos que se nos pasan por la cabeza. Por delante muchos meses de navegación, fuera de casa y echando de menos a los seres más cercanos, pero también sabiendo que los puertos a visitar son más exóticos que los de la primera parte del crucero, y este hecho no cabe duda de que es un gran estimulante. Además, hoy es domingo, y como tal, festivo en la mar.

Como toda jornada dominical comenzó el día relajado. Después de la misa de los domingos para algunos, esta vez celebrada en la cámara de guardiamarinas debido al mal tiempo, continuamos con el primer concierto en cubierta del crucero. Para esta segunda fase han embarcado  músicos procedentes de varias unidades y acuartelamientos de la Armada, y a pesar de ser la primera vez que tocan juntos, animaron con mucho arte a la dotación que, al unísono, pedía más y más canciones.

Hoy es lunes y el amanecer se desluce con nubes grises, el cielo bastante cubierto y poquito viento, como si viniera escrito en un guión. Con estas condiciones empezamos una nueva semana en la que retomamos las clases y los trabajos alumnos y toda la dotación, la vuelta a la rutina cuesta, pero se coge con ganas...

A la hora de la comida tuvimos un cambio de hora, pasando al huso horario de las Islas Canarias, nuestro próximo destino. Supuso retrasar nuestros relojes una hora y para alguno el cambio significó un tiempo extra para poder terminar un trabajo pendiente y, para otros, una hora más de siesta...

Con la caída del sol el día va llegando a su fin. Se nota el ambiente de estudio en la Cámara de guardias marinas. El martes tienen un importante examen de la asignatura de Liderazgo, y después del parón al terminar la primera fase del crucero, hay que desengrasar las neuronas.

Amanece el martes 4 de marzo con los cielos completamente cubiertos. Esto sería una mala noticia para la mayoría, pero los guardias marinas son gente distinta, con otra mentalidad. Siempre buscan la parte positiva, a esto y les lleva a pensar: “oye, ¡al menos no hay crepúsculo ni meridiana!”

A pesar del grisáceo día no llueve y podemos hacer vida y deporte en cubierta, tomar el fresco en pleno Océano Atlántico y charlar con los compañeros en los ratos libres que tenemos. La mañana transcurre con mucha normalidad, pero por la tarde se toca maniobra general para virar por redondo.

Cualquiera a bordo diría que las nubes nos persiguen cómodamente sin dejarnos ver ni Sol, ni Luna ni las estrellas, pero por lo menos ya se empieza a sentir la pequeña subida de temperaturas conforme nos acercamos al Ecuador.

Llega la mitad de la semana, que está siendo movidita debido a la mar tendida. Olas de entre 4 y 5 metros nos zarandean día y noche dificultando, aunque no evitando, la actividad rutinaria del buque.

A pesar de lo tediosa que puede llegar a ser la mar revuelta, el día pasa muy rápido ya que hemos tenido mucha maniobra a lo largo del día.

Llegada la tarde los guardias marinas realizan la exposición de la recalada del siguiente puerto, Santa Cruz de Tenerife. Ya solo falta un día más para poder disfrutar de su magnífico carnaval y sus sabrosas “papas al mojo picón”.

Hoy es miércoles de Ceniza, se celebra la misa en la Capilla y, a causa de la gran asistencia, cámara de guardias marinas conjuntamente. Durante el reparto del bocadillo por la mañana hemos conocido el intrigante “bocadillo sorpresa” del Elcano, que no es más que un bocadillo hecho de alguna conserva en lata como atún, pulpo o calamares. Eso sí, para la cena hemos disfrutado, una vez más, de la riquísima pizza Elcano, esta nunca defrauda.

Por fin jueves, víspera de entrada en puerto, y como corresponde en este buque escuela, régimen de intensivo en la mar. Toda la dotación nos remangamos y nos ponemos manos a la obra, nos espera un día duro de trabajo, pero por una buena causa, Santa Cruz de Tenerife...

Transcurre el día lijando, barnizando, pintando, baldeando, aferrando…Al llegar el ocaso aun queda alguno terminando de ultimar detalles en su sección de cubierta, pero para la cena ya estamos todos francos. Hoy además el menú es muy suculento: sopa de ajo, que el personal de cocina le tiene perfectamente cogida la medida, y chuletón con patatas; nos lo hemos ganado. Finaliza así el día, exhaustos pero contentos del buen trabajo realizado, Tenerife es una Isla en la que muchos ya han estado, pero a la que siempre es un placer volver.

 

   
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({ google_ad_client: "ca-pub-8123774522398286", enable_page_level_ads: true });